Publicidad | Vea su anuncio aquí

Santos condena secuestros tras fin de tregua FARC y promete no bajar guardia

Santiago de Chile, 28 ene (EFE).- El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, condenó hoy el secuestro de dos policías en su país tras el fin de la tregua unilateral de las FARC, y reiteró que su Gobierno "no va a bajar la guardia" en el terreno militar, pese a que las negociaciones con la guerrilla van "por buen camino".

"Desde que cesaron su llamada tregua unilateral aquí han ocurrido actos de terrorismo (...), ellos no tienen capacidad militar para hacer nada diferente a actos terroristas o a privar de la libertad a colombianos bien sean civiles o en uniforme", dijo Santos en Santiago de Chile.

"Lo rechazamos de forma clara y contundente, seguiremos aplicando la ley, la justicia y la presión militar", agregó en una declaración a los periodistas, en la que aprovechó para agradecer a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y la Unión Europea (UE), con cuyos líderes se ha reunido desde el sábado, su respaldo a las negociaciones de paz con las FARC.

Ese agradecimiento llegó acompañado de un mensaje contundente a la comunidad internacional: "no vamos a bajar la guardia en ningún frente, mucho menos en el militar, hasta que lleguemos a los acuerdos, o sea, el conflicto continúa".

"Seguimos condenando con claridad y contundencia todos los actos terroristas, las acciones violentas y los crímenes y delitos que se comenten a diario por parte de las FARC", aseveró.

Estas palabras siguen al secuestro el pasado viernes de los policías Cristian Camilo Yate y Víctor González supuestamente por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en el Valle del Cauca.

Al parecer, los policías fueron secuestrados cuando investigaban casos de extorsión a trabajadores de los ingenios azucareros y fueron capturados junto al ingeniero Juan Carlos Botero, quien fue liberado poco después.

Sobre el diálogo con las FARC, Santos insistió en Santiago de Chile en que va "por buen camino", pese a los inconvenientes presentados, y expresó su deseo de "acelerar el proceso".

"No hay que olvidar que este conflicto continua y no hay ningún tipo de cese de hostilidades hasta que lleguemos a un acuerdo sobre los cinco puntos que identificamos en la primera fase de las conversaciones", aclaró el mandatario.

Santos, además, hizo alusión a la declaración que poco antes había hecho el presidente de Bolivia, Evo Morales,: "Que se den cuenta que tienen que cambiar las balas por los votos, entonces habrá un espacio para, como decía el presidente Evo Morales, la revolución la continúen pero por el camino de la democracia".

"No habrá paso, no habrá espacio en Colombia ni en la comunidad internacional si continúan con la violencia", concluyó el presidente.

Tras las intervenciones de los presidentes en esta cumbre, Santos y el presidente de Cuba, Raúl Castro, celebrarán una reunión en la que se prevé hablen sobre las negociaciones de paz con las FARC que se celebran en Cuba, país que además de sede del diálogo es garante del proceso. EFE

erm/lnm

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí