Publicidad | Vea su anuncio aquí

Consternación y dolor en entierro de paraguayo muerto en incendio en Brasil

Asunción, 29 ene (EFE).- Momentos de consternación y dolor se vivieron hoy durante el entierro a las afueras de Asunción del joven paraguayo Guido Ramón Brítez Burró, uno de las 234 víctimas mortales del incendio del domingo en una discoteca de Brasil.

Los restos de Brítez Burró, de 21 años, y estudiante de la carrera de Zootecnia de la Universidad Federal de Santa María (UFSM) de Brasil, fueron sepultados en el cementerio de Villa Elisa, municipio cercano a la capital.

Una larga caravana de vehículos que trasladaban a los padres, familiares y amigos del joven fallecido acompañaron el féretro desde un tanatorio asunceno hasta ese cementerio, donde el llanto y la consternación marcaron la despedida al estudiante universitario.

"Fue una desgracia terrible. Una pena lo que le sucedió a mi sobrino. La familia está muy dolida", expresó uno de los tíos del joven fallecido, Juan Duarte Burró.

Los familiares del joven, sus excompañeros de secundaria y amigos pronunciaron emotivas palabras durante la ceremonia de sepultura a la que asistieron alrededor de un centenar de personas.

El tío del joven agradeció, en declaraciones a Última Hora, la ayuda ofrecida por las autoridades brasileñas para repatriar los restos, que llegaron en la tarde del lunes a la capital paraguaya en un avión cedido a tal efecto por la Fuerza Aérea del vecino país.

Los padres del joven, que viajaron el domingo a la ciudad de Santa María (Estado de Río Grande do Sul) para cumplir con los trámites de repatriación, acompañaron en ese vuelo el féretro rumbo a la capital paraguaya.

Brítez Burró es uno de los 234 jóvenes que perdieron la vida en el incendio de la discoteca Kiss, en Santa María (sur de Brasil), donde otras 118 personas resultaron heridas.

La Policía brasileña actualizó hoy esa cifra de fallecidos, luego de que inicialmente había reportado la muerte de 231 personas.

El cónsul paraguayo en Porto Alegre (en el estado brasileño de Río Grande do Sul), Agusto Ocampos, confirmó que José Volpe, otro estudiante paraguayo que también se encontraba en esa discoteca, logró salir ileso del siniestro.

Otras dos jóvenes paraguayas están registradas como estudiantes en la UFSM, pero estas no asistieron a la fiesta que terminó en tragedia.

Según las primeras investigaciones, la discoteca Kiss se incendió en la madrugada del domingo debido a un artefacto pirotécnico encendido por uno de los integrantes de la banda "Gurizada Fandangueira", que actuaba en el lugar cuando ocurrió la tragedia.

Muchos de los fallecidos y heridos eran alumnos de distintas facultades de la Universidad Federal de Santa María, que celebraban una fiesta en ese centro nocturno.

La justicia brasileña ordenó hoy mismo el embargo de los bienes de los propietarios de la discoteca Kiss, que fueron detenidos el lunes, para garantizar el posible pago de indemnizaciones en el marco de proceso judicial iniciado. EFE

rg/jrh

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí