Publicidad | Vea su anuncio aquí

Piñera lanza reforma judicial para aclarar "errores" sobre fotos y registros

Santiago de Chile, 29 ene (EFE).- El presidente chileno, Sebastián Piñera, presentó hoy una nueva reforma del sistema procesal penal con la que, entre otros objetivos, busca aclarar "interpretaciones erradas" sobre el uso de imágenes y los permisos para realizar allanamientos.

Piñera firmó un proyecto de ley, que ahora será enviado al Congreso, para modificar la Reforma Procesal Penal, el sistema de justicia que se instauró en el año 2000 y que sustituyó el antiguo modelo de procedimiento penal, vigente en el país desde inicios del siglo XIX.

El presidente, que hizo de la batalla contra la delincuencia uno de los ejes de su campaña presidencial en 2009, decidió realizar cambios en ese sistema para estrechar el margen de resquicios legales que pueden beneficiar a acusados o imputados.

El Gobierno ha criticado abiertamente las decisiones de algunos fiscales y jueces de garantía que en ocasiones han dejado en libertad a acusados de delitos de alta connotación pública, lo que le ha valido algunos roces con el Poder Judicial.

La reforma contiene 36 modificaciones al código procesal penal, agrupados en mejorar cuatro ejes, la protección de las víctimas, la persecución penal del Ministerio Público, el trabajo policial y el sistema judicial.

"Se perfecciona la persecución penal del Ministerio Público y se aclaran muchas interpretaciones, que son diversas y a veces muy erradas", declaró Piñera en un acto celebrado en el Palacio de La Moneda, con la asistencia entre otros del fiscal nacional, Sabas Chahuán.

El presidente puso como ejemplo el hecho de que "toda fotografía o filmación de un hecho delictivo requiere una autorización previa judicial, aun cuando esa fotografía o filmación se haga por ejemplo a un narcotraficante en plena luz del día".

"También se fortalece el trabajo de nuestras policías", dijo Piñera.

"Por ejemplo, para ejecutar órdenes de entrada y registro sin que se requiera consentimiento previo de los propietarios o moradores de un inmueble, como a veces equivocadamente ha sido exigido por alguna jurisprudencia", agregó.

Entre las novedades anunciadas también está que el control de detención se pueda realizar en el mismo lugar del arresto.

Además, se establecen estándares legales para el reconocimiento de los imputados y se permite que la fiscalía interponga recursos de apelación en cualquier etapa de un juicio oral.

Según dijo Piñera, en esta reforma se tuvieron en cuenta las aportaciones que expertos, parlamentarios, policías, jueces, fiscales y alcaldes realizaron a una comisión asesora presidencial que el año pasado elaboró el informe que sirve de base a este proyecto.

La Reforma Procesal Penal reemplazó el viejo sistema inquisitivo y escrito que operaba en Chile, en el que la investigación, acusación y decisión de un caso criminal estaban en manos de una sola persona, el juez del crimen.

El nuevo modelo introdujo instituciones para asegurar las garantías individuales y consagró un sistema de corte acusatorio, en el que la investigación y acusación de los delitos se encuentran en manos del Ministerio Público. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí