Publicidad | Vea su anuncio aquí

Brasil cerró 2012 con un superávit fiscal por debajo de la meta que se impuso

Río de Janeiro, 30 ene (EFE).- Brasil cerró 2012 con un superávit fiscal primario en sus cuentas públicas de 105.000 millones de reales (52.500 millones de dólares), en un 24,9 por ciento inferior a la meta que se había impuesto para el año (139.800 millones de reales o 69.900 millones de dólares), informó hoy el Banco Central.

El superávit primario de 2012, equivalente al 2,38 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del país, igualmente fue inferior al del 2011, cuando las cuentas públicas terminaron con un sobrante de 128.700 millones de reales (unos 64.350 millones de dólares), el equivalente al 3,11 por ciento del PIB, según el organismo emisor.

El Banco Central atribuyó el mal desempeño de las cuentas públicas el año pasado al menor ritmo de crecimiento de la economía de Brasil como consecuencia de la crisis mundial.

Además de los menores ingresos fiscales por la baja actividad de las empresas, el Gobierno también obtuvo una recaudación menor por los descuentos tributarios que concedió para incentivar los sectores más afectados por la crisis, como el automotor.

El superávit primario es la diferencia entre los ingresos y los gastos del sector público, incluyendo estatales y Gobiernos regionales y municipales, sin tener en cuenta lo destinado al pago de intereses de deuda.

Brasil utiliza el superávit primario como referencia de sus cuentas públicas y de su compromiso de generar ahorro para responder por el pago de sus deudas y de los intereses de deuda.

Pese a no haber alcanzado la meta de superávit que se impuso para el año pasado, el Banco Central admitió que excluirá valores referentes a inversiones del total de los gastos para poder ajustar las cuentas y permitir que el sector público termine el año formalmente con el objetivo que se había impuesto.

"La meta establecida para el año será cumplida luego de que sean descontados gastos del Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC) en la forma prevista por la Ley de Directrices Presupuestarias", explicó el Banco Central en un comunicado.

El PAC es un ambicioso programa de inversiones públicas en infraestructura lanzado por el Gobierno el año pasado para incentivar la economía.

Según el emisor, 34.800 millones de reales (unos 17.400 millones de dólares) de inversiones realizadas por el PAC serán excluidas de la columna de gastos públicos en la contabilidad.

La maniobra está prevista por ley y ha sido utilizada en años anteriores para que las cuentas públicas se ajusten a las metas establecidas por el Gobierno.

Incluyendo lo que Brasil gasta con el pago de intereses de deuda, que el año pasado llegó a 213.900 millones de reales (unos 106.950 millones de dólares), las cuentas públicas acumularon en ese tiempo un déficit nominal de 108.900 millones de reales (unos 54.450 millones de dólares).

El déficit nominal de Brasil en 2012 fue equivalente al 2,47 por ciento del PIB, por debajo del de 2011, que fue equivalente al 2,61 por ciento del PIB.

El Banco Central informó igualmente que Brasil terminó 2012 con una deuda pública líquida de 1,55 billones de reales (unos 775.050 millones de dólares), el equivalente al 35,1 por ciento del PIB. En diciembre de 2011 la deuda pública era equivalente al 36,4 por ciento del PIB. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí