Publicidad | Vea su anuncio aquí

Sismo de magnitud 6,7 golpeó norte de Chile y causó temor en población

Un fuerte sismo de 6,7 grados Richter afectó este martes la región de Atacama, a 800 km al norte de Santiago, causando temor en la población que aún tiene el recuerdo vivo del terremoto del 2010, que dejó más de 500 muertos en el centro sur de Chile.

El sismo, que duró más de un minuto, se produjo a las 17H15 (20H15 GMT) 46 km al noreste de la ciudad de Huasco, a una profundidad de 52,2 km, informó el Servicio Sismológico de la Universidad de Chile.

En tanto, el Servicio Geológico de los Estados Unidos (SGS) precisó que el sismo fue de 6,7 grados en la escala de magnitud de momento y se registró a una profundidad de 47,5 km, con epicentro ubicado a 102 km de la ciudad de Copiapó.

Las autoridades chilenas informaron que una mujer falleció por un ataque cardiáco debido al temor que le provocó el sismo.

"Me informaron que la mujer había fallecido a consecuencia del susto que sufrió por el temblor", dijo Rafael Prohens, gobernador de la región de Atacama, a medios locales.

El temblor se sintió en al menos cinco regiones del norte y centro del país, principalmente en Atacama, donde se vivieron escenas de temor entre la población.

"En el edificio municipal se quebraron artículos frágiles y se cayó un televisor. Algunas personas salieron corriendo", indicó Cristián Tapia, alcalde de la ciudad de Vallenar, cercana al sitio del sismo.

Tapia indicó que muchas personas salieron despavoridas de sus casas hacia las calles durante el sismo, y que incluso, algunas "sufrieron ataques de pánico", quienes fueron atendidas en centros médicos.

El temor se instaló en la población por el recuerdo del terremoto de 8,8 grados Richter y posterior tsunami que se produjo en el centro sur de Chile en 2010, que dejó más de 500 muertos y daños por unos 30.000 millones de dólares.

Los especialistas descartaron que el sismo de este miércoles responda a una réplica del terremoto del 2010.

"Este sismo es absolutamente independiente, ocurrió en una zona diferente, esto ocurre en la zona de Copiapó y en la falla de Nazca", explicó Mario Pardo, sismólogo de la Universidad de Chile.

En las zonas costeras de Atacama también se produjeron escenas de pánico entre las personas que disfrutaban el verano austral en las playas, y que escaparon del lugar ante el temor de un maremoto.

El temblor también causó pánico en los miles de turistas, entre ellos muchos argentinos, que anualmente disfrutan de sus vacaciones en las playas de la ciudad de La Serena, a unos 400 km al sur del epicentro del sismo.

"Estamos esperando que se pase el temor y también preocupados por noticias ante un posible tsunami, a ese sí le tenemos susto", dijo uno de los vacacionistas argentinos al canal local TVN.

El Sistema Nacional de Alarma de Maremotos, de la Marina de Chile, informó que "las características del sismo no reúnen las condiciones necesarias para generar un tsunami en las costas de Chile".

En tanto, el temblor provocó cortes en las comunicaciones de telefonía celular y de la red fija, además de cortes de energía eléctrica en las ciudades de Copiapó, Vallenar y Huasco.

También se produjeron rodados de tierra y piedras desde un cerro que afectaron la carretera de ingreso a Vallenar, mientras que algunas viviendas sufrieron daños, al igual que decenas de vehículos, según el alcalde Tapia.

En tanto, el comercio de Atacama cerró sus puertas luego que el sismo provocará la caída de productos de los msotradores, según imágenes de televisión.

La Policía chilena, por su parte, informó que iniciaron patrullajes en las zonas afectadas para registrar los daños producidos en las ciudades y en las carreteras golpeadas por el sismo, y ayudar a la gente que intentaba retornar a sus hogares.

msa/cd

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí