Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cuba celebra comicios parlamentarios que abrirán nuevo mandato de Raúl Castro

La Habana, 2 feb (EFE).- Cuba, donde el único partido permitido es el comunista, celebrará mañana sus peculiares elecciones a la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), un proceso que culminará dentro de unas semanas con la previsible ratificación de Raúl Castro para un segundo mandato presidencial de cinco años.

Más de 8,6 millones de cubanos están convocados el domingo a una jornada para designar 612 diputados de la Asamblea Nacional a partir de igual cifra de candidatos, en unos comicios sin partidos de oposición y sin más campaña electoral que la exhibición en lugares públicos de biografías y fotografías de los aspirantes.

Mañana también se votará en la isla a los 1.269 delegados de las quince asambleas provinciales del país.

Raúl Castro, de 81 años, concurre como candidato a diputado nacional por el municipio Segundo Frente de la provincia oriental de Santiago de Cuba, mientras que su hermano, el expresidente Fidel, de 86 años y retirado del poder desde 2006, lo hace por la circunscripción de la ciudad de Santiago.

Tras la votación de este domingo se abrirá un plazo de 45 días para constituir la Asamblea Nacional del Poder Popular, que a su vez elegirá a los 31 miembros del Consejo de Estado, órgano que previsiblemente confirmará a Raúl Castro para un segundo periodo presidencial.

Este podría ser el último mandato de Raúl Castro al frente de la isla si el gobernante cubano cumple con su promesa de limitar a un máximo de dos periodos consecutivos de cinco años los cargos políticos del país, incluido el de presidente, una propuesta que lanzó en el VI Congreso del Partido Comunista celebrado en 2011.

El general Castro es el presidente de la isla desde 2008, si bien dos años antes asumió la dirección provisional del país cuando su hermano Fidel, el líder de la Revolución cubana, delegó en él por una grave enfermedad.

Aunque no se esperan grandes sorpresas en la jornada electoral de mañana, estos comicios conllevan algunas novedades entre las que destacan la renovación de la presidencia del Parlamento cubano ya que su actual titular, Ricardo Alarcón, no ha sido incluido como candidato a diputado.

Otra nota de interés es que por primera vez concurre como candidata a diputada Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

De acuerdo con datos oficiales, el 78,43 por ciento de los actuales candidatos a diputados nació después del triunfo de la revolución cubana, en 1959, y el promedio de edad de los aspirantes es de 48 años.

El listado de candidatos supondrá una renovación del 67 por ciento con respecto a la actual composición del Parlamento, y destacan cifras como que un 49 por ciento son mujeres, un 37 por ciento son negros o mestizos y alrededor del 83 por ciento tiene estudios superiores.

Los cubanos aguardan la votación con cierta indiferencia y sin grandes expectativas ante unos comicios que la disidencia interna descalifica por no ser unas elecciones democráticas.

"Será lo mismo de siempre. Se elige a un compañero para diputado o delegado, gente que trata de hacer lo mejor que puede pero no tiene mucha influencia ni poder", opinó Yoandri Sapotén, un trabajador del sector privado de 28 años de edad.

Blanca Álvarez, una jubilada de 70 años, resaltó a Efe que lo más importante es que los elegidos "se preocupen no por los problemas del país, sino de los ciudadanos".

Por su parte, el disidente Manuel Cuesta Morúa, líder del grupo Arco Progresista, opinó que estos comicios no despiertan "interés ciudadano" y "no son propiamente unas elecciones, sino unas votaciones" porque se vota "dentro de la única alternativa que ofrece el Gobierno cubano".

Otro opositor, el portavoz de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez, dijo que con estos comicios "el modelo totalitario de Gobierno se reproduce a sí mismo" y la Asamblea Nacional retomará su papel "menos que ritual" ya que es un órgano que "se reúne dos veces al año por unas pocas horas". EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí