Publicidad | Vea su anuncio aquí

Los agentes ponen fin al secuestro de Alabama y liberan al niño rehén

(añade declaraciones de la Casa Blanca)

Washington, 4 feb (EFE).- El secuestro de un niño de cinco años en un búnker de Alabama acabó hoy, tras una semana, con la muerte del secuestrador y la liberación del menor, informaron las autoridades en una rueda de prensa.

Steve Richardson, agente especial del FBI en el caso, indicó que los agentes de la agencia federal decidieron actuar cuando vieron que las negociaciones con el secuestrador, Jimmy Lee Dykes, estaban estancadas.

"Sobre las 15.12 hora local (20.12 GMT) agentes del FBI recuperaron al niño intacto", indicó Richardson, quien detalló que al ver que Dykes portaba un arma temieron por la vida del menor y decidieron actuar, aunque no se han detallado las circunstancias de la muerte del secuestrador.

Jimmy Lee Dykes había construido el búnker subterráneo en el que se atrincheró con el niño de cinco años durante siete días, tiempo durante el cual decenas de agentes rodearon la zona.

El niño, del que se ha dado a conocer su nombre, Ethan, no ha sufrido heridas, aunque ha sido trasladado a un hospital cercano, donde ya "juega y ríe", según Richardson.

El presidente Barack Obama se interesó por el transcurso del suceso y llamó al director del FBI, Robert Mueller, para felicitarle por el papel de la agencia federal en el transcurso del secuestro.

Obama felicitó a los responsables de salvar la vida del niño por la "excepcional coordinación entre responsables estatales, locales y federales", según un comunicado de la Casa Blanca.

Dykes asaltó el martes un autobús escolar en las cercanías de Midland City (Alabama) y mató a tiros al conductor antes de llevarse a Ethan, quien sufre síndrome de Asperger, una clase de autismo.

Se desconocen los motivos por los que Dykes secuestró al pequeño.

Los negociadores, parte de un gran despliegue de agentes locales, estatales, del FBI y fuerzas especiales, se comunicaron todo el tiempo con Dykes a través de una tubería que sale del búnker, construido por el propio secuestrador.

El pequeño habitáculo contaba con comida, electricidad y una televisión, así como con mantas y calentadores eléctricos, por lo que se temía que la situación pudiese alargarse aún más tiempo.

Según testigos contactados por CNN, durante la tarde de hoy se escucharon explosiones y lo que podrían ser rondas de disparos de rifle en los alrededores de la propiedad de Dykes, poco antes de que se anunciara que el secuestrador había fallecido. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí