Publicidad | Vea su anuncio aquí

98-100. Aldridge evitó la remontada de los Timberwolves liderados por Rubio

Redacción Deportes (EEUU), 4 feb (EFE).- El ala-pívot LaMarcus Aldridge surgió como el líder y salvador de los Trail Blazers de Portland que se impusieron a domicilio por 98-100 ante los Timberwolves de Minnesota, que tuvieron al base español Ricky Rubio como gran figura en el intento de remontada, que al final no completó.

Aldridge aportó un doble-doble de 25 puntos, 13 rebotes, cinco asistencias, puso dos tapones y recuperó un balón que lo dejaron al frente de tres jugadores de los Trail Blazers (25-23) que tuvieron números de dos dígitos y ayudaron a su equipo a conseguir la segunda victoria consecutiva.

El escolta Wes Matthews lo apoyó al conseguir 22 puntos y cinco asistencias, mientras que el base novato Damian Lillard llegó a los 21 tantos, repartió seis pases de anotación, capturó cuatro rebotes y recuperó tres balones, pero perdió cinco de los 28 que registraron los Trail Blazers, la peor marca de la temporada.

Mientras que el alero novato español Víctor Claver jugó 17 minutos como reserva y aportó dos puntos después de anotar 1 de 2 tiros de campo, falló un intento de triple, capturó tres rebotes, dio dos asistencias y fue el único jugador de los Trail Blazers junto con Will Barton que no perdieron ningún balón.

El partido estaba decantado a favor de los Trail Blazers que a falta de 6.33 minutos tenían una ventaja parcial en el marcador de 17 puntos (74-91).

Pero con Rubio cada día más en plenitud y recuperando su energía y magia cada vez que está en el campo, las cosas cambiaron por completo y de no haber sido porque el ala-pívot Dante Cunningham no falló el último tiro a canasta el partido hubiera ido a la prórroga y con toda la inspiración del lado del equipo de Minnesota.

Los Trail Blazers nunca estuvieron detrás en el marcador, pero Rubio se encargó de hacer resurgir a su equipo, y compensar con sus genialidades a los algo más de 13.000 espectadores que llegaron al Target Center, de Minneapolis, para presenciar el partido.

Rubio, que jugó 33 minutos, el mayor número de minutos en lo que va de temporada desde que regresó de su grave lesión de ligamentos de la rodilla izquierda, se encargó de dar 10 pases de anotación en el cuarto periodo y los Timberwolves con solo 21 segundos para concluir el partido Cunningham, con asistencia del base español, anotó el parcial de 98-99.

El jugador de El Masnou estableció la mejor marca de su carrera en asistencias para un solo periodo y las 14 con la que concluyó el partido le permitieron también el récord global como profesional.

Antes el base puertorriqueño José Juan Barea anotó también canasta con asistencia de Rubio que dejó el parcial de 96-97, a la que respondió Aldridge con la canasta que sería la decisiva.

El escolta Luke Babbit hizo dos lanzamientos de personal y falló el segundo que dejaron el parcial de 98-100 que sería definitivo al fallar Cunningham el último tiro a canasta después que Rubio le había puesto un balón de oro.

La remontada no fue posible, pero los Timberwolves confirmaron que Rubio, su jugador franquicia junto con el ala-pívot Kevin Love, baja por lesión de fractura de la mano derecha, cada día está más en plenitud y con ganas de ser protagonista después que llegue el descanso del Fin de Semana de las Estrellas que se celebrará en Houston a partir del próximo 15 de febrero.

Rubio aportó un doble-doble al conseguir 15 puntos, que también fue su mejor marca de la temporada, tras anotar 4 de 9 tiros de campo y 7 de 8 desde la línea de personal, capturó dos rebotes, recuperó un balón y lo perdió cuatro veces.

El jugador español hizo posible que los Timberwolves se mantuviesen en el partido al liderar el ataque, y por segunda vez en los 20 partidos que lleva disputados esta temporada, consiguió números de dos dígitos.

Sin la limitación ya de minutos para jugar, Rubio en los últimos cinco partidos disputados ha conseguido un promedio de 11,2 puntos y un 46,3 por ciento de acierto en los tiros de campo.

A pesar de fallar el último tiro a canasta, Cunningham, que salió de reserva, también mostró los progresos que ha hecho como jugador importante de equipo y lideró el ataque de los Timberwolves al conseguir 23 puntos.

Barea, que también fue reserva, lo apoyó al conseguir 17 puntos en los 27 minutos que jugó y en los que encestó 7 de 13 tiros de campo, incluido un triple de cuatro intentos, anotó 2 de 2 desde la línea de personal, capturó tres rebotes, repartió tres asistencias y recuperó un balón.

Mientras que el pívot montenegrino Nikola Pekovic aportó un doble-doble de 13 puntos y 11 rebotes.

Ficha técnica:

98 - Minnesota Timberwolves (18+20+2040): Rubio (15), Ridnour (10), Pekovic (13), Kirilenko (2), Williams (1) -cinco inicial-, Cunningham (23), Gelabale (5), Stiemsma (4), Shved (8) y Barea (17).

100 - Portland Trail Blazers (25+24+28+23): Lillard (21), Matthews (22), Hickson (8), Batum (4), Aldridge (25) -cinco inicial-, Claver (2), Babbitt (7), Leonard (2), Smith (7) y Barton (2).

Árbitros: Rodney Mott, Tony Brown y Brent Barnaky. No señalaron faltas técnicas ni hubo eliminados por personales.

Incidencias: Partido de la temporada regular del baloncesto profesional de la NBA, que se disputó en el Target Center, de Minneapolis, ante 13.446 espectadores. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí