Publicidad | Vea su anuncio aquí

Más de 300 reos se atrincheran en cárcel de México en protesta por malos tratos

Más de 300 reos de una cárcel del noroeste de México se atrincheraron la noche de este jueves en protesta por la comida en supuesto estado de descomposición que reciben y la extrema revisión por la que deben pasar los familiares que los visitan, informó una fuente policial.

En la azotea del Centro de Reinserción Social (CERESO) de Los Cabos, en el estado mexicano de Baja California Sur, los reos comenzaron a quemar colchones, mientras elementos del ejército y la policía instalaron un cerco de seguridad a casi 500 metros del penal, impidiendo el paso a los medios y público en general.

"Se amotinaron porque dicen que les daban comida podrida", expresó uno de los custodios que resguardan el camino de acceso al CERESO y quien solicitó el anonimato.

Otras de las causas del motín es "la revisión ofensiva que les hacen a los familiares para ingresar, dicen que manosean a las mujeres cuando las revisan", añadió el informante.

Las autoridades se negaron a que el representante de derechos humanos de Los Cabos, Jesús González Ceseña, ingresara a la cárcel, y no han dado ninguna información oficial a los medios.

El motín ocurrió al filo de las 14H30 locales (20H30 GMT) en la zona de comedores, justo cuando se acababa la hora del consumo de alimentos.

De inmediato se activó la alarma, al tiempo que se evacuó al personal administrativo y de la zona de juzgados.

En los últimos años, en distintas cárceles mexicanas se han registrado hechos violentos. En el más reciente, el 19 de diciembre pasado, 24 reos murieron en un intento de fuga del penal de Gómez Palacio, en el estado de Durango (norte), que fue clausurado al día siguiente.

str/yo/cd

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí