Publicidad | Vea su anuncio aquí

Ministro niega existencia de robo millonario que marcó el verano en Uruguay

Montevideo, 7 feb (EFE).- El ministro del Interior de Uruguay, Eduardo Bonomi, negó hoy la existencia de un millonario robo de joyas que marcó el verano en el balneario de Punta del Este y afirmó que las alhajas con un valor de 3,9 millones de dólares que supuestamente fueron sustraídas "nunca entraron en Uruguay".

Bonomi se expresó así durante una comparecencia en el Parlamento a la que acudió a pedido de la oposición para explicar la ola de robos que sufrió el principal destino turístico del país a principios de este año y que suscitó una gran alarma en la prensa y entre los operadores turísticos del país.

En ese sentido, se refirió al supuesto robo que sufrieron el italiano heredero del grupo FIAT, Lapo Elkann, y su novia la también millonaria kazaja Goga Ashkenazi en su mansión de Punta del Este, que fue portada durante varios días en periódicos de todo el mundo y que según el ministro, "no existió".

"El hecho no se comprobó. Las joyas no pasaron ni por el escáner del aeropuerto de Barajas, ni por el de Uruguay. Quizás la señora del empresario quería que el tema adquiriera dimensión internacional", aventuró Bonomi.

En defensa de esta teoría, el ministro señaló que la pareja nunca presentó una denuncia por este delito y que además se peleó en público en España porque supuestamente ella le recriminó a Elkann no haberla respaldado ante la justicia uruguaya.

Además, Bonomi detalló que de los otros grandes robos que sufrió Punta del Este durante enero, el del empresario argentino Santiago Soldati quedó en suspenso después de que éste retirara la denuncia cuando se comenzó a investigar a sus allegados.

El magnate argentino del petróleo, Alejandro Bulgheroni, quien también fue víctima de un robo, declaró a la prensa que fue su culpa, lo que dejó como "único tema grande" el asalto a una joyería en pleno centro de la ciudad balneario.

Así, el ministro concluyó que la "alarma pública" que se generó por estos robos "fue creada por opiniones de legisladores y de medios" locales, un elemento que fue aprovechado en Argentina para levantar sus plazas turísticas y "devaluar las uruguayas".

Cuando se conocieron las noticias de estos robos, el Gobierno uruguayo expresó su preocupación aunque consideró que Uruguay sigue siendo un "país seguro" y que las noticias no cambiaban "la visión que del mismo hay en el mundo".

El turismo representa el 6 % del PIB uruguayo y en el 2012 generó 150.000 puestos de trabajo, según datos del Ministerio de Turismo. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí