Publicidad | Vea su anuncio aquí

Lluvias en San Pedro de Atacama obligan a cerrar lugares de interés turístico

Santiago de Chile, 8 feb (EFE).- Las intensas lluvias que han afectado a la localidad de San Pedro de Atacama, en el norte de Chile, han obligado a las autoridades a cerrar los destinos de interés turístico de la zona, como el Valle de la Luna o los géiseres del Tatio.

"Tenemos cerrados los sitios de interés turístico, con el fin de que si se vuelve a poner a llover, no se nos quede ningún turista aislado", afirmó hoy el ministro de Obras Públicas en funciones, Lucas Palacios, en declaraciones a Radio Cooperativa.

Las precipitaciones, que comenzaron el miércoles, dejaron a 34 turistas aislados en el Valle de la Luna hasta que fueron rescatados por personal de Carabineros y bomberos.

Palacios señaló que ahora mismo no hay "turistas aislados" y que la presión turística ha bajado "bastante".

"No hay muchos turistas en estos momentos en San Pedro de Atacama. Cuando restituyamos la conectividad podrían subir turistas", declaró en referencia a los cortes de caminos, y agregó que esperan reabrir estos puntos turísticos en las próximas 48 horas.

Debido a las inundaciones, San Pedro de Atacama ha quedado desconectada de la ciudad de Calama, situada a 125 kilómetros de distancia, donde se encuentra el aeropuerto más cercano.

Esa localidad es "fundamental", según Palacios, para la obtención de "víveres" y "maquinaria para restituir la normalidad en San Pedro".

Unas 400 personas se han visto afectadas por las fuertes lluvias, que han dejado 39 casas destruidas y 100 inhabitables. En tanto, el servicio de agua potable ya está restituido, mientras que se espera reponer el suministro eléctrico en las próximas horas, adelantó Palacios.

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) decretó la alerta roja en la comuna (distrito) hace dos días y, según Palacios, se prevé que para este viernes por la tarde vuelvan a registrarse lluvias que "debieran ir cayendo en intensidad".

Estas inclemencias climáticas son propias del invierno altiplánico, que en estas fechas suele afectar a esa área enclavada en el desierto de Atacama, considerado el más árido del mundo.

San Pedro, con apenas 5.000 habitantes, recibe cada año a miles de turistas, la mayoría de ellos extranjeros, que acuden hasta allí para visitar parajes naturales como los géiseres del Tatio, el Valle de la Muerte o la laguna Céjar. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí