Publicidad | Vea su anuncio aquí

Aquino hace una visita histórica al cuartel del FMLI para consolidar la paz

Manila, 11 feb (EFE).- El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, efectuó hoy una visita histórica al cuartel general del Frente Moro de Liberación Islámica (FMLI) en Mindanao entre fuertes medidas de seguridad, para consolidar el proceso de paz en curso.

El jefe del FMLI, Murad Ebrahim, dio la bienvenida al mandatario filipino en el "histórico territorio" del Campamento Darapanan, en la población de Sultan Kudarat, en la provincia de Maguindanao, según la televisión GMA.

"Nos sentimos honrados por este gran gesto del presidente de lanzar personalmente varios proyectos socioeconómicos en este suelo sagrado que ha presenciado muchas batallas", dijo Ebrahim.

El presidente Aquino destacó por su parte que los proyectos mejorarán las condiciones sanitarias, de educación y salud de los miembros del FMLI y contribuirán a acelerar su incorporación a la ciudadanía de pleno derecho que contribuye al bienestar el país y disfruta de los beneficios del progreso.

"Hubo un tiempo en el que (los insurgentes) tenían que curarse con hierbas de la jungla, pero pronto disfrutarán de seguro de sanidad y serán tratados por doctores licenciados y enfermeras en centros de salud públicos", indicó Aquino.

La viceportavoz de la Presidencia filipina, Abigail Valte, detalló que el programa, llamado "Sajahatra Bangsamoro", pretende mostrar la sinceridad del Gobierno en la búsqueda de un acuerdo que lleve hacia una paz duradera.

"El objetivo es prestar servicios sociales básicos a los que los miembros del FMLI no tenían acceso mientras perseguían activamente su causa (la independencia). Como muestra de la voluntad del Gobierno de lograr una paz justa y duradera, esperamos que estos servicios continúen", destacó Valte.

La de Aquino es la primera visita de un presidente filipino al cuartel del FMLI después de la que realizó en 2000 el entonces jefe de Estado, Joseph Estrada.

En aquella ocasión, sin embargo, Estrada no acudió como invitado del grupo insurgente sino dentro de la "guerra sin cuartel" que había lanzado contra los rebeldes y tras bombardear el campamento Abubakar, como se llamaba entonces.

El Gobierno de Filipinas y el FMLI firmaron el pasado octubre un acuerdo marco de paz, después de 16 años de negociaciones, que contempla el funcionamiento en 2016 de un territorio autonómico islámico en el sur del país y que se llamará Bangsamoro (pueblo musulmán).

Está previsto que ambas partes rubriquen oficialmente la paz este año.

En este sentido, el presidente Aquino manifestó hoy que no presionará para acelerar la firma de la paz, pero opinó que podría ocurrir en marzo.

"Yo creo que estamos muy, muy cerca de cerrar el acuerdo en todos los puntos. No obstante, como ustedes saben, no me gustan las fechas límites (...) Estamos intentando alcanzar un consenso y deberá seguir su curso natural, pero creemos que podría ser antes de finales de marzo", declaró el mandatario.

El FMLI, que ha renunciado a la independencia con este acuerdo, fue fundado formalmente en 1984 y dispone de unos 12.000 combatientes.

Entre 100.000 y 150.000 personas, al menos un 20 % de ellas civiles, han muerto en cuatro décadas de conflicto separatista en el sur del país, que además ha paralizado el desarrollo de una región rica en recursos naturales y ha empobrecido a la población. EFE

jc/zm/msr

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí