Publicidad | Vea su anuncio aquí

El expresidente Gutiérrez quiere volver al poder para enmendar errores

Quito, 12 feb (EFE).- El expresidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez, que fue derrocado en abril de 2005 a la mitad de su mandato, quiere volver al poder en las elecciones del próximo domingo y enmendar los errores que admite haber cometido durante su primera administración.

Gutiérrez, un exmilitar de 55 años, se propone impedir que el actual gobernante, Rafael Correa, obtenga en los comicios una victoria por amplio margen y forzarle así a una segunda vuelta, el 7 de marzo.

Quiere tomarse la "revancha" con el mandatario, que en la época de su caída del poder fue uno de los más fervientes "forajidos", como él mismo llamó entonces a los miles de manifestantes que le obligaron a abandonar la Presidencia.

Por eso, el excoronel se ha convertido en uno de los más enconados opositores a Correa, al que le acusa de casi todos los males del país, sobre todo el de haber "metido mano" a la justicia.

Ese fue precisamente uno de los errores de Gutiérrez en su primera administración (2003-2005), cuando designó una Corte Suprema de Justicia a su medida y con aliados suyos, una acción que fue el detonante de las protestas que forzaron su salida abrupta del poder.

El exmilitar también asegura que otro de sus errores fue rodearse de "traidores", como el vicepresidente Alfredo Palacios, que se convirtió en enemigo antes de su caída y después se quedó con su cargo de forma interina.

Con ese "aprendizaje", Gutiérrez ofrece ahora construir "el mejor Gobierno" de la historia nacional y no volver a caer.

El expresidente volvió a resbalar, literalmente, en un mitin de campaña, cuando la tarima en la que se presentaba se desplomó y cayó al suelo junto con su candidata a la Vicepresidencia, Pearl Ann Boyes, una exreina de belleza de la provincia de Manabí.

El incidente no tuvo consecuencias, pero hizo recordar a la gente el otro resbalón que sufrió durante su caída del poder en 2005, cuando en una veloz fuga en el aeropuerto de Quito trastabilló en el instante en que iba a tomar un helicóptero.

Ahora Gutiérrez dice haber "madurado" y que su objetivo fundamental es "recuperar la patria" de las manos de Correa.

También es partidario de alcanzar tratados de libre comercio con Estados Unidos y Europa, rechazados por Correa, que propone acuerdos que mantengan protecciones a la industria nacional.

Otro de sus frentes de batalla ha sido la lucha contra la inseguridad y la "inmensa corrupción".

Ha ofrecido crear grupos especiales de militares y policías para combatir la delincuencia por aire, mar y tierra, y es partidario de legalizar el uso de armas de fuego por parte de la población, tras pasar exámenes y obtener una licencia.

Nacido el 23 de marzo de 1957 en la ciudad de Tena, la capital de la provincia amazónica de Napo, Gutiérrez está casado con Ximena Bohórquez, y tiene dos hijas, Karina y Viviana Estefanía.

Desde joven hizo incursión en la vida militar y apareció en la arena política en 2000 cuando con el grado de coronel tuvo una participación preponderante en la insurrección civil y militar que llevó al derrocamiento del entonces presidente Jamil Mahuad.

Comandó a un grupo de militares que ocupó el palacio Legislativo y proclamó una junta de Gobierno provisional, junto con dirigentes indígenas.

Tras la asonada, fue sometido a la justicia militar y estuvo arrestado varios meses, hasta que el Congreso otorgó una amnistía a los insurrectos.

Entonces se retiró de la vida militar y formó el Partido Sociedad Patriótica, con el que ganó las elecciones de 2002 arropado por la izquierda y el movimiento indígena.

Juró el cargo en enero de 2003, pero al poco tiempo rompió con sus colaboradores de la izquierda y se declaró "el mejor aliado" de Estados Unidos.

En abril de 2005, un movimiento espontáneo de ciudadanos, sobre todo en Quito, organizó fuertes protestas que arreciaron hasta el día 20, cuando el Parlamento lo destituyó aduciendo "abandono de cargo" pese a que Lucio Gutiérrez aún estaba en funciones en el Palacio de Carondelet.

Consiguió asilo en Brasil, pero poco tiempo después se trasladó a Estados Unidos, luego a Colombia, y, en octubre de ese año regresó a Ecuador, donde fue encarcelado varios meses por atentar contra la seguridad del Estado. EFE

fa/cma/cjn

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí