Publicidad | Vea su anuncio aquí

EEUU: Crece incertidumbre sobre expolicía en fuga tras espectacular incendio

La incertidumbre sobre el destino de Christopher Dorner, un expolicía sospechoso de cuatro asesinatos en California, llegó a su clímax el martes luego de un incendio en una cabaña donde el fugitivo estaba atrincherado al cabo de seis días de cacería.

Medios locales informaron que el cuerpo de Dorner apareció calcinado entre los escombros de la cabaña incendiada tras un intenso tiroteo, en el que un oficial murió y otro resultó gravemente herido.

Pero era temprano aún para saber si el fugitivo está vivo o muerto o si logró huir de la cabaña cerca de Big Bear, una estación de esquí 160 km al este de Los Ángeles en las montañas de San Bernardino, dijo un portavoz policial, negando estos reportes de prensa.

"Esa cabaña está demasiado caliente para entrar allí. Cualquier reporte que informe que Christopher Dorner ha sido identificado no es cierto", dijo Andrew Smith, del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD).

No obstante, "creemos que la persona que se atrincheró todavía está allí, aunque la construcción se incendió", agregó poco después la portavoz del alguacil de San Bernardino Cindy Bachman, quien no ha confirmado al 100% la identidad del individuo acorralado.

"La descripción del sujeto coincide con la de Christopher Dorner, tenemos razones para creer que es él", dijo.

Durante su cinematográfica fuga, Dorner había entrado a la fuerza a una casa en Big Bear, de la que huyó el martes por la mañana en un vehículo robado. Tras una persecución policial, el fugitivo se atrincheró en otra cabaña, donde tuvo lugar el tiroteo en el que fueron alcanzados los dos oficiales.

Poco después la vivienda estalló en llamas. Durante horas, la televisión mostró imágenes aéreas de la cabaña incendiándose en medio de un bosque nevado.

"Hasta que Christopher Dorner haya sido identificado como muerto o esté esposado y en prisión, seguiremos operando como si estuviera fugitivo. Nos aseguraremos de que los ciudadanos de Los Ángeles estén a salvo", dijo Bachman.

Los ciudadanos de Los Ángeles hacían bromas en las redes sociales e internet abundaba en "memes" -fotografías trucadas que toman el pelo a un evento-. En uno de ellos, aparece la fotografía del fugitivo con la leyenda: "¿Big Bear? Mejor busquen en Islamabad".

También se volvió viral una fotografía de un angelino alto, negro y corpulento, tal como se ha descrito al peligroso fugitivo, que lleva en su camiseta una leyenda que dice: "No soy Chris Dorner, favor no disparar".

Asimismo, abundaban fotografías de camionetas con mensajes similares, en respuesta a un desafortunado incidente la semana pesada, cuando policías dispararon contra la pickup de dos latinas a las que confundieron con Dorner.

Dorner, ahora sospechoso de cuatro asesinatos, es un expolicía del LAPD que, en un macabro manifiesto publicado en línea el lunes, juró sangrienta venganza contra ese cuerpo policial por su despido en 2008.

Sospechoso de tres asesinatos la semana pasada, la intensa cacería de Dorner se nutrió desde el jueves de más de 1.000 pistas y se concentró en Big Bear, pero se extendió a toda Califonia y llegó a Tijuana (norte de México) y los estados vecinos de Arizona y Nevada.

El alcalde de Los Ángeles, Antonio Villaraigosa, ofreció una recompensa de un millón de dólares por información que condujera a su captura.

Este lunes, Dorner fue inculpado por el asesinato de un policía el jueves de la semana pasada y de tres cargos de intento de asesinato por disparar a otros tres oficiales, que resultaron heridos. También es sospechoso del asesinato de dos personas el 3 de febrero, una de ellas la hija de un policía.

Estas inculpaciones no toman en cuenta los acontecimientos de este martes.

lm/ltl

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí