Publicidad | Vea su anuncio aquí

Sandy, el ciclón más letal en EEUU en 40 años y el segundo más caro, dice CNH

Miami (EE.UU.), 13 feb (EFE).- El ciclón "Sandy", que azotó la cuenca atlántica en octubre y noviembre de 2012, fue el huracán más letal sufrido en Estados Unidos en los últimos 40 años y el segundo más costoso, tras "Katrina", según un informe del Centro Nacional de Huracanes (CNH).

"Los cálculos preliminares de daños en Estados Unidos rondan los 50.000 millones de dólares, lo que lo convierte en el segundo ciclón más costoso que toca tierra en Estados Unidos desde 1900", cuando se empezó a hacer seguimiento de este tipo de datos, explica el CNH, y ello a pesar de que cuando llegó a este país ya no tenía categoría de huracán.

Según sus datos, "hubo al menos 147 muertes directamente relacionadas" con "Sandy" (y otras 87 indirectas), en la cuenca atlántica, 72 de ellas en Estados Unidos (48 en Nueva York).

Es la cifra más elevada de muertes relacionadas con ciclones tropicales desde el paso del huracán "Agnes" en 1972", en el que murieron 122 personas, apunta el CNH, que describe que "'Sandy' fue el clásico huracán de final de temporada en el suroeste del Mar Caribe".

El huracán más letal del que se tiene registro en este país es uno que tocó tierra el 8 de septiembre de 1900 en Galveston (Texas), una ciudad petrolera levantada por debajo del nivel del mar. Se calcula que dejó más de 8.000 muertos, tras descargar copiosas lluvias y producir fuertes marejadas que inundaron la zona.

Fuera de Estados Unidos, "Sandy" causó 54 muertes directas en Haití, 11 en Cuba, 3 en República Dominicana, 2 en Bahamas, 2 en aguas del Atlántico y 1 en Canadá, Jamaica y Puerto Rico, respectivamente.

Inicialmente tocó tierra como huracán de categoría 1 (sobre un máximo de 5 en la escala de Saffir-Simpson) en Jamaica y luego con categoría 3 en Cuba, antes de debilitarse rápidamente para llegar a Bahamas otra vez con categoría 1.

Posteriormente "'Sandy' sufrió una compleja evolución y aumentó considerablemente de tamaño mientras atravesaba Bahamas y continuó creciendo (en tamaño) pese a su debilitamiento hasta tormenta tropical y avanzando hacia el norte", relata este centro con sede en Miami.

"El sistema se reforzó -continúa- hasta recuperar la categoría de huracán mientras avanzaba hacia el noroeste en paralelo a la costa sureste de Estados Unidos y alcanzó un segundo máximo de intensidad mientras giraba hacia los estados del Atlántico medio".

Sin embargo, "se debilitó un poco y tocó tierra como ciclón postropical cerca de Brigantine, Nueva Jersey", explica el CNH para relatar la confusa evolución del frente, que, "aún así", pese a no tener categoría de huracán, y "debido a su tremendo tamaño, llevó consigo una catastrófica subida de la marea a las costas de Nueva Jersey y Nueva York".

Esa gran amplitud (1.600 kilómetros de diámetro) hizo que sus vientos se llegaran a notar incluso en Wisconsin, al oeste, y Canadá, al norte, y hubiera fuertes crecidas del nivel del mar hasta en Florida, al sur. Además, provocó cortes energéticos "durante semanas e incluso meses en algunas zonas".

Según los datos del informe, destruyó unos 65.000 barcos en la costa estadounidense, dañó o arrasó unas 650.000 viviendas y unos 8,5 millones de hogares y negocios quedaron sin luz.

Todo ello hace que, según "datos preliminares reunidos de distintas fuentes", "Sandy" fuera responsable de "al menos 50.000 millones de dólares en datos en Estados Unidos", según el CNH, que advierte que esta cifra es poco certera y "probablemente se necesitarán unos meses más para poder obtener un total más ajustado".

En cualquier caso, "es previsible que se sitúe como el segundo más costoso jamás registrado, por detrás de 'Katrina' en 2005 (108.000 millones de dólares), y seguramente el sexto más caro una vez ajustados factores como la inflación, población y riqueza".

"Es destacable, en cualquier caso, que estos cálculos preliminares incluyen daños por el ciclo de vida de 'Sandy' cuando ya no era un fenómeno tropical (cuando ya no era huracán) y esto -según el CNH- complica la comparación con otros fenómenos tropicales".

Este organismo trabaja en la modificación de algunos de sus sistemas de alerta y procedimiento para tratar de ayudar a que se reduzcan los daños causados por las tormentas tropicales, que han causado, según sus datos, más de 25.000 muertes en la historia de Estados Unidos. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí