Publicidad | Vea su anuncio aquí

Buscan a 2 personas por casos de pederastia en una escuela judía australiana

Sídney (Australia), 14 feb (EFE).- La Policía australiana busca hoy a dos personas vinculadas a una escuela judía de Sídney donde supuestamente se cometieron diversos actos de pederastia entre 1970 y 1980, informan los medios locales.

Un representante de las víctimas, Manny Mank, que sufrió abusos sexuales cuando estudiaba en el Centro Yeshiva de Melbourne, aseguró haber hablado con muchas de las supuestas víctimas que sufrieron los mismos maltratos en el colegio de esa misma institución abierto en Sídney.

"Se trata de un asunto global dentro de la comunidad judía que nunca ha sido afrontado adecuadamente y lo que vemos ahora es que comienza a tener la atención que merece", dijo Mank en una entrevista a la emisora de radio ABC.

El Centro Yeshiva en Sídney fue fundado en 1956 como sinagoga y centro de enseñanza para la comunidad judía de la capital del estado de Nueva Gales del Sur, en el este de Australia.

El representante de las víctimas declaró que los que encubrieron los sucesos "son responsables directos de los abusos por no haber actuado sabiendo lo que ocurría".

Mank confió en que el proceso policial en curso anime a más víctimas a denunciar lo que pasaba en los centros de Sídney y Melbourne, además de otros dos en Perth, según los testimonios que él mismo ha podido recabar.

La Policía del estado de Victoria, cuya capital es Melbourne, abrió una investigación en 2011 por supuestos abusos sexuales cometidos en el citado centro escolar entre 1984 y 1991.

Las pesquisas llevaron a la presentación de más de 50 cargos contra un exalumno y exempleado por agresiones a once menores y, en 2012, la Policía requirió al tribunal estatal que pidiera la extradición de los imputados a Estados Unidos.

El Gobierno de Australia puso en marcha el mes pasado una comisión especial para investigar los casos de pederastia en instituciones religiosas, sociales o públicas.

La comisión de seis miembros, encabezada por el juez del Tribunal Supremo de Nueva Gales del Sur, Peter McClellan, deberá presentar un informe a finales de junio de 2014, antes de concluir su trabajo en diciembre de ese año. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí