Publicidad | Vea su anuncio aquí

Codelco impulsa una central a gas en norte de Chile por 758 millones dólares

Santiago de Chile, 18 feb (EFE).- La minera estatal chilena Codelco, la mayor productora mundial de cobre, presentó hoy un proyecto para poder licitar la construcción de una central termoeléctrica de ciclo combinado a gas, bautizado como Luz Minera, con una inversión de 758 millones de dólares en el norte de Chile.

Según un comunicado de la minera, Codelco ingresó este lunes al sistema de evaluación ambiental este proyecto, de 760 megavatios, que estará situado en el parque industrial de Mejillones, en las costas de la región de Antofagasta.

Ese proyecto no será desarrollado por la cuprífera estatal, sino que su objetivo es convocar hacia fines de este año una licitación para que sean las empresas generadoras quienes puedan construir la central y que esta suministre energía a los yacimientos de Codelco.

"Para acceder a precios más competitivos de suministro energético, Codelco considera que hay que aumentar la oferta y la cantidad de competidores en el mercado eléctrico", indicó en el comunicado el gerente de Energía y Recursos Hídricos, Andrés Alonso.

El norte de Chile, donde se extiende el desierto de Atacama y operan también centenares de empresas mineras, cuenta con escasos recursos hídricos para generar electricidad y el empleo de fuentes alternativas, como la solar o la eólica, es aún minoritario.

Por ello, los yacimientos se abastecen fundamentalmente a partir de centrales termoeléctricas, más contaminantes y que causan un mayor rechazo social, lo que ha llegado a paralizar algunos proyectos.

Los empresarios mineros han insistido en que es necesario aumentar la generación de energía para reducir su elevado precio, que redunda en mayores costos de producción y, sumada a la caída en el precio promedio del cobre -de 4 dólares por libra en 2011 a 3,6 en 2012-, en menores beneficios.

Según Codelco, esta central de ciclo combinado tendrá "los más altos estándares de calidad ambiental", cumplirá con la nueva norma de emisiones para centrales termoeléctricas de Chile y utilizará una cantidad de agua veinte veces menor que una central convencional.

Durante su construcción se dará empleo a un promedio de 250 personas, mientras que durante la etapa de operación, se empleará a unos 65 trabajadores de forma permanente y a cerca de cien de forma eventual para su mantenimiento. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí