Publicidad | Vea su anuncio aquí

Exjefes de Colonia Dignidad se entregan a Justicia chilena para cumplir penas

(Actualiza con otros detalles)

Santiago de Chile, 19 feb (EFE).- Cuatro de los antiguos jerarcas de la Colonia Dignidad se entregaron hoy a la Justicia chilena para cumplir en prisión las condenas por su complicidad en las violaciones y abusos sexuales de menores cometidos por Paul Schaefer, el fallecido fundador del enclave alemán.

Según informaron fuentes judiciales, cuatro de los seis condenados a penas efectivas de cárcel en el fallo de la Corte Suprema chilena del 28 de enero pasado, que estaban en libertad provisional, se presentaron en el Juzgado de Letras de Parral, unos 343 kilómetros al sur de Santiago, donde el juez a cargo del caso ordenó hoy que se ejecute la sentencia.

Se trata de los alemanes Gerard Mücke y Gunter Schaffrick; condenados a once años de prisión; el chileno Danny Alvear, sentenciado a ocho años y 180 días, y el ciudadano holandés Kurt Herbert Schnellenkamp Nelaimisckies, condenado a cinco años y un día.

Las autoridades judiciales esperan que Gerd Seewald, de nacionalidad alemana y condenado a ocho años y 180 días de cárcel, se entregue a lo largo de esta jornada.

Harmut Hopp, el sexto exlíder de Colonia Dignidad sentenciado a prisión, se encuentra prófugo en Alemania desde mayo de 2011, cuando escapó de Chile y cuya extradición fue negada por el país europeo.

Estos seis condenados eran considerados, según los antecedentes del juicio, el "círculo de hierro" de Paul Schaefer y en 1997 le ayudaron a escapar hacia Argentina, donde fue encontrado por la policía en 2005, cuando fue expulsado por el Gobierno de ese país y recién se le pudo procesar y condenar.

La Colonia Dignidad, llamada Villa Baviera por sus moradores y situada a unos 380 kilómetros al sur de Santiago, fue fundada en 1961 por el exsuboficial nazi Paul Schaefer y durante cuatro décadas funcionó de forma hermética y al margen de las leyes chilenas.

Gunter Schaffrick, de 53 años, dijo sentirse abatido por tener que ingresar a la cárcel y defendió su inocencia, al asegurar que él es una víctima más de Schaefer.

"Cuando supe que la Corte Suprema me condenó poco menos que morí (...) Yo soy una víctima, jamás se me pasó por la mente crear daño a un niño. Vivíamos en un ambiente inhumano de torturas y maltratos", dijo el germano en declaraciones difundidas por los medios chilenos.

Los antiguos miembros de la cúpula del enclave alemán serán trasladados a la cárcel de Cauquenes, unos 350 kilómetros al sur de la capital chilena en la región del Maule, donde cumplirán sus condenas.

La Justicia chilena condenó a otros diez responsables de la Colonia Dignidad, aunque se les dio el beneficio de libertad vigilada. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí