Publicidad | Vea su anuncio aquí

La posible nacionalización del brasileño Lima divide al fútbol luso

Antonio Torres del Cerro

Lisboa, 19 feb (EFE).- La posible nacionalización del delantero brasileño del Benfica Rodrigo Lima ha suscitado opiniones divergentes en el fútbol luso, a pesar de los exitosos casos de Deco y Pepe, ambos nacidos en Brasil, pero que en la última década optaron por jugar con Portugal.

La crisis de resultados de la selección lusa ha acentuado el debate sobre la conveniencia de que Lima, uno de los mejores artilleros del balompié portugués, represente los colores verde y rojo de Portugal.

"Estoy abierto, ya lo dije. Juego en el Benfica, estoy en Portugal hace muchos años y si sale la invitación, no la voy a rechazar", dijo recientemente Lima sobre la posibilidad de jugar en la selección de "las quinas".

A pesar de que atraviesa un sensacional momento de forma -acumula 20 dianas en todas las competiciones-, el ariete nacido hace 29 años en Monte Alegre (Estado de Pará) podría quedarse sin jugar con Portugal a corto plazo, esencialmente porque el seleccionador Paulo Bento se opone a convocar a jugadores nacionalizados.

"No pediré nacionalización de ningún jugador", ha afirmado en varias ocasiones taxativamente Bento, quien aboga por aumentar el número de portugueses en la Primera División del país para tener un abanico de elección más amplio.

Entre los detractores a la nacionalización de Lima destaca también su antiguo entrenador en el Sporting de Braga Leonardo Jardim.

"Estoy a favor de que en Portugal deben de jugar solo los biológicamente nacidos en Portugal. Dentro de ese presupuesto, aunque tenga mucho cariño por Lima y por sus cualidades, prefiero que la selección tenga solo portugueses", opinó Jardim.

Sin embargo, otras voces del fútbol luso esperan que el delantero del Benfica refuerce el frente de ataque portugués, una de las líneas más débiles de la selección, que se juega su participación en el Mundial de 2014 el próximo marzo ante Israel y Azerbaiyán.

"Me agradaría la llamada de Lima a la selección", manifestó hoy el antiguo internacional portugués y exjugador del Benfica Nené.

Lima ha firmado un atípica carrera. Hasta hace tres temporadas, tenía un discreto recorrido con fugaces experiencias en Brasil, donde jugó en ocho equipos, entre ellos Santos y Avaí, y en Portugal, donde tuvo una primera experiencia en 2004 cuando representó al modesto Vizela.

En la temporada 2009-2010 regresó al balompié portugués al servicio del histórico Belenenses de Lisboa, un club que entonces peleaba por la permanencia.

En el barrio de Belém, anotó diez goles en 30 partidos oficiales y llamó la atención del emergente Braga, que le contrató como delantero de referencia.

Su consagración internacional se produjo en agosto de 2010, cuando firmó un "hat-trick" en el estadio Sánchez Pizjuán que dejó al Sevilla fuera de la Liga de Campeones.

Desde entonces, su evolución le llevó este verano al coloso Benfica a cambio de unos cinco millones de euros después de haber empatado a veinte goles con el máximo artillero de la pasada temporada, el paraguayo Óscar Cardozo.

Rápido, técnicamente evolucionado, con buen disparo lejano y notable juego aéreo, Lima podría convertirse en otro caso de éxito como el central del Real Madrid Pepe o el excentrocampista del Barcelona y actual medio del Fluminense Deco, que se estrenaron con "las quinas" en 2007 y 2003, respectivamente.

A pesar de tratarse de dos futbolistas formados en Portugal y haber dado un notable rendimiento, ambos casos tampoco estuvieron exentos de polémica.

No obstante, el que generó más revuelo fue el del exjugador del Sporting de Lisboa y actual punta del Oporto Liedson da Silva.

"Levezinho" se nacionalizó portugués en 2009 cuando tenía 31 años y sin haber crecido futbolísticamente en territorio luso.

Su producción tampoco respondió a las expectativas. Anotó cuatro goles en 14 partidos como internacional. Desde que acabó el Mundial de 2010 nunca más fue convocado. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí