Publicidad | Vea su anuncio aquí

Robaron unos 470.000 dólares de un furgón de caudales en Paraguay

Asunción, 20 feb (EFE).- La Policía de Paraguay busca hoy al conductor de un vehículo de transporte de caudales del que fueron robados 1.840 millones de guaraníes (unos 470.000 dólares), y detuvo a su esposa y su suegro cuando aparentemente iban a darse a la fuga.

El conductor, Carlos González, está en paradero desconocido desde el robo, que tuvo lugar este martes.

Su esposa, identificada como Julia María Cáceres, detenida hoy junto a su padre, hizo un llamamiento a su marido a través de una radio para que se entregue y "calmar así la situación".

Según dijo Cáceres a Radio Monumental, su esposo "habrá tenido un cortocircuito" si es que es el responsable del robo del dinero.

El vehículo robado, perteneciente a la empresa Prosegur, fue hallado el martes por la noche con el motor en marcha y una puerta abierta cerca de la Terminal de Autobuses de la ciudad de Lambaré, a las afueras de Asunción, según informó la policía en un comunicado.

En el interior del vehículo había también una escopeta calibre 12 perteneciente a la compañía.

Según detalles revelados a la prensa por una fuente de Prosegur, el sospechoso se dio a la fuga con el vehículo dejando atrás a sus compañeros, cuando éstos se bajaron para recoger fondos de la empresa suministradora de agua Essap en Asunción.

El asesor jurídico de Prosegur, José Domingo Almada, citado por la agencia pública IP, dijo que en el furgón abandonado quedaban unos 4.000 millones de guaraníes (más de un millón de dólares), además de 1.700 dólares y una cantidad de pesos argentinos.

Según Almada, el empleado sospechoso tiene un año de antigüedad en la compañía y nunca presentó un comportamiento irregular.

Un portavoz policial dijo hoy a Efe que la esposa y el suegro de González fueron detenidos para ser interrogados, pues existe la "ligera sospecha de que se estaban preparando para la fuga".

La mujer y su padre fueron detenidos cuando abandonaban el domicilio con maletas.

La española Prosegur inició sus actividades en Paraguay en 1980 y tuvo en 2011 una facturación de casi 32 millones de euros (unos 39 millones de dólares), lo que la sitúa como la primera empresa del sector en el país suramericano, según datos de la compañía.

Con delegaciones en Asunción, Coronel Oviedo, Concepción, Encarnación y Ciudad del Este, Prosegur cuenta en Paraguay con una cartera de casi medio millar de clientes, entre empresas e instituciones, negocios, comercios y hogares. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí