Publicidad | Vea su anuncio aquí

Alemania entrega casi 46 millones de dólares para proteger parque en Ecuador

Quito, 21 feb (EFE).- El Gobierno alemán entregó hoy 34,5 millones de euros (unos 45,8 millones de dólares) para la conservación del Yasuní, un parque amazónico considerado como uno de los lugares con mayor biodiversidad del mundo.

El dinero se empleará para proyectos de energías renovables, conservación del bosque y desarrollo social en las comunidades indígenas que residen en el área, explicó a Efe una fuente de la vicepresidencia, donde hoy se realizó un acto para anunciar el aporte.

Uno de los proyectos que recibirán financiación es el desarrollado por el Rainforest Fund, una fundación creada por el cantante Sting y su esposa Trudie Styler, quien estuvo presente en el acto.

Esa organización ha colocado 300 sistemas de recogida y filtrado de agua de lluvia para su consumo en zonas afectadas por la contaminación petrolera en la Amazonía ecuatoriana, de los que se benefician 5.000 indígenas, explicó Styler.

Con los nuevos fondos el mes que viene comenzará a instalar más de 700 tanques adicionales, dijo.

Styler destacó la diferencia entre el Yasuní, una biosfera "extraordinariamente delicada" e "impoluta", y el área de "destrucción" cercana, donde está "el legado tóxico" de la empresa estadounidense Chevron y la estatal ecuatoriana Petroecuador, según ella.

"Lo que me preocupa es que esa tierra (el Yasuní) puede estar también bajo la amenaza de las empresas productoras de petróleo", dijo Styler.

El Gobierno ecuatoriano ha lanzado la iniciativa Yasuní-ITT, por la cual ha pedido a la comunidad internacional unos 3.600 millones de dólares en doce años para no explotar el crudo que se encuentra en los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT), situados en el Parque Nacional Yasuní.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha dicho en el pasado que si no recibe esa cantidad echará a andar un "Plan B", que supone la explotación con el mayor cuidado ambiental posible de esa reserva de petróleo, valorada en unos 14.000 millones de dólares.

La contribución alemana se dirige al llamado Programa Especial de Reserva de Biosfera del Yasuní y no al fideicomiso administrado por la ONU que acumula aportaciones de cara a esos 3.600 millones de dólares, aclaró la portavoz de la Vicepresidencia.

El Gobierno ecuatoriano había anunciado el pasado octubre la contribución alemana, pero fue hoy cuando los fondos se materializaron.

En el acto, el viceministro de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania, Hans-Jürgen Beerfeltz, afirmó que considera a Ecuador "un socio político fiable" con una agenda de reformas con la que coincide su Gobierno y lo ve "como el jaguar latinoamericano que está a punto de saltar".

Destacó la "estabilidad" del país tras la "gran victoria" conseguida por el mandatario de Ecuador, Rafael Correa, en las elecciones presidenciales y legislativas del pasado domingo.

"Esperamos que el presidente Correa sea un poquito más sereno con la crítica en su propio país", aseveró.

De su lado, el vicepresidente ecuatoriano, Lenin Moreno, que nació en la localidad amazónica de Nueva Rocafuerte, calificó a la iniciativa Yasuní-ITT como un "proyecto de vida de la humanidad" y un símbolo de la conservación del ambiente y la lucha contra el cambio climático.

La coordinadora de esa iniciativa, Ivonne Baki, anunció que su país ha declarado embajadoras de ese proyecto a Styler y a la diseñadora mexicana Genoveva Casanova, también presente en el acto.

"Es de vital importancia que se proteja la zona del Yasuní y a las comunidades indígenas que habitan ahí. Aprendamos de las lecturas de los años pasados y no permitamos que se destruya este espacio", subrayó Baki.

Casanova puso de relieve la validez de este tipo de proyectos, que permiten "sembrar el respeto a la naturaleza por encima de los intereses económicos". EFE

cma-fa/jrh

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí