Publicidad | Vea su anuncio aquí

Campeón colombiano de Boxeo Jonathan Romero visitó su antigua barriada

Bogotá, 21 feb (EFE).- El colombiano Jonathan "Momo" Romero, quien se coronó campeón mundial supergallo al doblegar al mexicano Alejandro López, visitó hoy una barriada de Cali en donde fue recibido como héroe por cientos de chiquillos que simulaban combates de boxeo con rivales imaginarios.

En medio de banderas, festones y cánticos, Romero caminó por las calles del barrio El Retiro, en el distrito de Aguablanca, uno de los sectores más deprimidos de Cali en donde prevalece la violencia y el tráfico de drogas.

"Esto no es mío, es de todos", dijo Romero al exhibir el cinturón de campeón en un campo de fútbol al que acudieron niños, adultos y hasta pandilleros que se mezclaron en el tumulto.

"Momo" estuvo acompañado del presidente de la Liga de Boxeo del Valle del Cauca, Jaime Cuéllar, y de su entrenador, Jorge Aguirre, uno de los artífices de que el nuevo campeón no terminara en una las bandas del sector.

Romero, de 26 años y 1,73 de estatura y 60 kilos, vive en Barranquilla, capital del departamento del Atlántico, aunque su familia todavía vive en este populoso barrio caleño.

Antes de visitar su lugar de nacimiento, Romero que tiene 23 combates profesionales, 12 de los cuales los ha liquidado por antes del límite, fue condecorado por la Alcaldía de Cali y la Gobernación del Valle del Cauca.

A su llegada, en el aeropuerto "Alfonso Bonilla Aragón" que sirve a Cali, le recibieron sus padres, un policía pensionado y una ama de casa, al igual que una de sus hermanas, a quienes abrazó y mostró el cinturón que lo acredita como campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) tras vencer en Tijuana, México, al local Alejandro López.

La vida de Romero ha sido difícil pues además de la pobreza en la que nació, perdió a tres de sus hermanos, uno de ellos desmovilizado de las FARC y otro pandillero.

Incluso Romero integró una pandilla, andaba armado y robaba, pero a la vez jugaba al fútbol y boxeaba.

"Momo" ha pedido a los gobernantes que le brinden espacios a los jóvenes de Aguablanca para que tengan oportunidad de encaminarse a una actividad lejos de la delincuencia.

Por lo demás, "Momo" espera definir la que será su primera defensa de su corona. Se cree que será ante el armenio Vakhtang Darchinyan. EFE

ocm/plv

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí