Publicidad | Vea su anuncio aquí

Mesa vincula la detención de soldados con incidente entre Morales y Piñera

Santiago de Chile, 21 feb (EFE).- El expresidente boliviano Carlos Mesa consideró hoy "insólita" la respuesta de Chile tras la detención de tres soldados bolivianos y la vinculó con el debate que los presidentes de ambos países sostuvieron sobre la demanda marítima en la reciente cumbre de la Celac en Santiago.

El Gobierno chileno ha dejado en manos de la Justicia el caso de esos soldados, que fueron arrestados en territorio chileno el pasado 25 de enero, cuando según Bolivia ingresaron inadvertidamente durante una operación contra el contrabando.

En una entrevista concedida hoy a ADN Radio, el exmandatario boliviano (2003-2005) señaló que en casos previos similares se sostuvieron contactos políticos "al más alto nivel" y en muy pocas horas se resolvió el problema "sin llevarlo a mayores".

"En esta oportunidad, inexplicablemente, el Gobierno de Chile tomó la decisión inusual, quizá la palabra sea insólita, de trasladar el problema a la Justicia ordinaria", apuntó Carlos Mesa.

Algunos analistas atribuyen en parte ese cambio de estrategia a que estos incidentes se repiten con relativa frecuencia y a que en 2011 Chile sí optó por expulsar a 14 uniformados detenidos en un incidente similar y a su llegada a Bolivia estos fueron condecorados por Morales.

Mesa consideró por su parte que "la reacción hubiese sido como lo fue en el pasado" si no se hubiera producido el intenso debate que el boliviano Evo Morales y el chileno Sebastián Piñera mantuvieron en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

En esa cita, Morales, como parte de su estrategia de llevar el conflicto a instancias multilaterales, reclamó un acceso al océano Pacífico, perdido en una guerra contra Chile en el siglo XIX, y denunció que ese país viola el Tratado de 1904, que zanjó los asuntos limítrofes tras la contienda.

Además, Morales ofreció a su homólogo intercambiar gas por una salida soberana al mar, pero Piñera replicó que "los temas de soberanía no se negocian por intereses económicos".

Esta semana, Bolivia envió una carta a Naciones Unidas para criticar la detención de los soldados y Evo Morales, en una conferencia de prensa en la sede de ese organismo en Nueva York, acusó ayer a Chile de utilizarlos como "rehenes políticos" en represalia por sus reivindicaciones marítimas.

En respuesta, la misión permanente de Chile ante la ONU tildó hoy las declaraciones de Morales de "infundadas y sesgadas", reiteró que los soldados fueron detenidos por ingresar ilegalmente a Chile y defendió que el diálogo sobre el mar es de carácter "bilateral".

Por otra parte, Carlos Mesa consideró que durante la Administración de Michelle Bachelet (2006-2010), a la que todas las encuestas sitúan de nuevo en La Moneda en 2014, hubo una mayor "voluntad de comenzar una discusión" sobre una salida soberana al mar. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí