Publicidad | Vea su anuncio aquí

El Leverkusen empata ante el colista y el Dortmund ante el Gladbach

Berlín, 24 feb (EFE). - El Bayer Leverkusen no pasó hoy de un empate sin goles ante el colista Greuther Fürth mientras que el Borussia Dortmund igualó a un gol ante el Borussia Mönchengladbach.

Los dos empates hacen que la ventaja del líder Bayern sobre el segundo, que sigue siendo el Dortmund, aumente a 17 puntos.

El Fürth, consciente de sus limitaciones, salió al campo en claro plan de mantener el 0-0 el mayor tiempo posible, cerrándole posibilidades de juego al Leverkusen y esperando ocasiones de generar acciones esporádicas de ataque.

El Leverkusen pareció estrellarse al comienzo del partido contra la disposición defensiva del Fürth y tuvo muchas dificultades en llegar a la portería contraria.

La primera ocasión clara de gol llegó en el minuto 30 tras un saque de esquina y no la tuvo el Leverkusen sino en el Fürth cuando Gonzalo Castro salvó sobre la raya de gol un remate de cabeza de Mavrai.

Sólo sobre el final de la primera parte, el Leverkusen empezó a fabricar ocasiones claras. Primero, en el 41, cuando el meta Wolfgang Hesl logró parar dos remates consecutivos de Stephan Kiessling y luego el centrocampista Johannes Geiss sacó de la línea de gol un remate posterior de André Schürrle.

Luego, Hesl volvió a brillar con dos buenas paradas ante Schürrle y ante el español Dani Carvajal.

En la segunda parte, hubo menos ocasiones claras para el Leverkusen y el Fürth continuó cerrando bien los espacios hasta el final lo que le permitió llevarse un punto que, sin embargo, de momento no le sirve de mucho en la lucha contra el descenso.

En el otro partido, el Dortmund, forzado por las bajas por sanción de Robert Lewandowski y Julian Schieber, salió al campo sin un 9 clásico en su alineación y con Marco Reus y Mario Götze alternándose en la punta.

Al comienzo, el Dortmund se dejó llevar por la costumbre y de cuando en cuando, como fórmula para superar las dos líneas de cuatro cerradas planteadas por el rival, buscaba el balonazo alto, algo que está lejos de ser una fórmula adecuada cuando arriba están como referencia hombres de la estatura de Reus o de Götze.

El partido era enredado. El Gladbach hacía muy poco hacia arriba y el Dortmund hacía circular la pelota pero con muchas dificultades para llegar.

Tras una ocasión de Kevin Grosskreutz en el minuto 8, en cuyo disparo se interpuso en el último instante el español Alvaro Domínguez, el Dortmund no volvió a disparar a puerta sino hasta el minuto 28, con un cabezazo de Moritz Leitner a las manos del meta Marc André ter-Stegen.

La siguiente llegada vino con un gran pase de Reus que dejó a Götze sólo ante ter Stegen. El meta del Gladbach llegó un instante tarde y derribó a Götze con la mano. El penalti resultante, era el minuto 31, fue ejecutado por el propio Götze que no falló.

En la segunda parte el Gladbach tuvo una reacción al comienzo tímida y posteriormente más clara. El primer síntoma fue un remate desde fuera del área del área de Amin Younes en el 56, que era el primer disparo a puerta del Gladbach en todo el partido.

En el 62, vino un cabezazo de Stranzl desde buena posición pero sin fuerza ni colocación. Y en el 67 se produjo el empate por intermedio de Younes, a centro de Oskar Wendt en una jugada de contragolpe.

Tras el empate, hubo una fase en la que el Gladbach fue el equipo más ofensivo pero el Dortmund se sacudió y volvió a crear un par de buenas ocasiones en los pies de Götze.

Ya hacia el final, ambos equipos tuvieron sendas oportunidades para definir el partido. El Gladbach en los pies de Peniel Mlapa, que disparó desviado desde un ángulo difícil tras dejar en el camino al meta Roman Weidenfeller, y el Dortmund en los pies del capitán Sebastian Kehl que disparo por encima desde cinco metros y a puerta vacía tras un centro de Götze. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí