Publicidad | Vea su anuncio aquí

Arias augura comicios tranquilos en Paraguay tras firma misión de observación

Asunción, 25 feb (EFE).- El expresidente costarricense Óscar Arias firmó hoy con la Justicia Electoral de Paraguay un acuerdo como jefe de la misión de observación de la OEA en los comicios generales de abril próximo y auguró unas elecciones "tranquilas".

El exgobernante refrendó ese acuerdo con el presidente del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), Alberto Ramírez, en la primera jornada de su segunda visita a Asunción, durante la que también se entrevistó con el Jefe de Estado, Federico Franco, y el canciller, José Félix Fernández Estigarribia.

Instaló, además, un grupo móvil de seguimiento electoral, encabezado por Diana Ferrari e Iván Acuña, "que durante los próximos dos meses mantendrá contacto directo con los actores del proceso electoral en todo el territorio paraguayo", según explicó la OEA.

"Nos sentimos muy satisfechos de poder ayudarle al pueblo paraguayo dándole confianza de que el voto en las urnas le garantiza elegir un nuevo Gobierno", dijo Arias a periodistas tras el acto organizado por el TSJE en un hotel en Asunción.

El expresidente y Premio Nobel de la Paz remarcó que lo importante es que "las elecciones le garanticen al pueblo paraguayo que su voto cuenta, que no habrá ningún tipo de manipulación" ni "de fraude".

Opinó, además, que "todo es muy normal" y que espera "unas elecciones tranquilas" el 21 de abril próximo, cuando se conocerá al sucesor de Franco, quien asumió la Presidencia el 22 de junio pasado tras la destitución de Fernando Lugo en un controvertido juicio político parlamentario.

Esa destitución derivó en la suspensión de Paraguay de la Unasur y el Mercosur, organismos que advirtieron que el país sufrió un "quiebre democrático" y que solo reconocerán a las autoridades que surjan de las votaciones.

Al respecto, Arias consideró que "no es justo" que se mantengan esas sanciones y observó que "el único que pierde al quererse aislar a Paraguay es el pueblo paraguayo".

"La tarea del próximo Gobierno es una tarea importante (...) Es reincorporar a Paraguay lo más pronto posible en el Mercosur", abundó.

Arias, designado como jefe de la misión de observación electoral y acompañamiento político de la OEA (Organización de Estados Americanos), también tiene previsto durante su visita, que concluirá el miércoles próximo, conversar con todos los candidatos presidenciales, así como con diplomáticos y representantes de organizaciones civiles, informó a Efe una fuente del TSJE.

El enviado de la OEA habló en esta jornada con Lugo, candidato a senador por la coalición de pequeños partidos izquierdistas Frente Guasú, quien le expresó, según Arias, "algunas quejas" como la asignación de números para las listas electorales que podrían generar confusión entre los votantes.

"Nos hablaron de que no ven una completa imparcialidad en el Tribunal Electoral, pero esto ya nos lo habían dicho en diciembre", comentó el Premio Nobel de la Paz en alusión a su primera visita como represente de la misión de la OEA.

Esas denuncias son similares a las que el Frente Guasú presentó al jefe del Grupo de Alto Nivel para Paraguay de la Unasur, el peruano Salomón Lerner, que el jueves pasado concluyó una visita a Asunción durante la que también acordó con el TSJE el envió de una misión que él encabezará en los comicios de abril.

Arias se entrevistó, además, con el candidato presidencial del Partido Colorado (principal de la oposición), Horacio Cartes, y tiene previsto hacer lo mismo mañana con el aspirante a la Presidencia por el gubernamental Partido Liberal, Efraín Alegre.

El Premio Nobel de la Paz fue designado jefe de la misión por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, tras la crisis generada en Paraguay con la destitución de Lugo, que fue sometido a juicio parlamentario por mal desempeño en sus funciones.

La OEA, a diferencia de la Unasur y el Mercosur, rechazó durante esa crisis la vía de la suspensión y aprobó en su lugar la designación de una misión que observe el proceso hasta después de las elecciones, para las que están convocadas 3,5 millones de personas. EFE

rg/ja/lnm

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí