Publicidad | Vea su anuncio aquí

Gobierno chileno acusa a defensa de soldados bolivianos de "demorar" el caso

Santiago de Chile, 25 feb (EFE).- El Gobierno chileno sostuvo hoy a través del canciller Alfredo Moreno que la defensa de los tres soldados bolivianos detenidos en Chile desde hace un mes ha tomado "todas las acciones para demorar este proceso", después que los reclutas rechazaran un acuerdo con la Fiscalía.

"Hoy podríamos haber cerrado este caso con dos soldados de regreso a Bolivia y el tercero que podría haberlo hecho en muy poco tiempo. Desgraciadamente, han primado otros intereses", dijo el canciller en una comparecencia ante la prensa tras reunirse con el presidente chileno, Sebastián Piñera, en La Moneda, sede del Ejecutivo.

Moreno manifestó que la defensa de los militares bolivianos, detenidos hace un mes y acusados de cruzar ilegalmente la frontera con un arma, rechazó hoy "los caminos ofrecidos por la Fiscalía para acelerar" el caso, aunque esto signifique para ellos afrontar un juicio oral y extender su estadía en el país.

La Fiscalía había ofrecido a dos de los detenidos la suspensión condicional del procedimiento, que suponía ser expulsados de Chile, con prohibición de volver durante un año.

Al tercero, que portaba un fusil FAL durante la detención, se le propuso un juicio abreviado en el que el acusado recibiría una pena de tres años y un día de prisión que, tras ser dictada, podía conmutarse también por la inmediata expulsión del país.

Moreno subrayó que la propuesta para los dos primeros era la misma que se ofreció en junio pasado a otro grupo de catorce militares bolivianos que fueron arrestados portando armas en territorio chileno.

"En este caso la defensa boliviana lo ha rechazado", comentó el canciller.

El jefe de la diplomacia chilena dijo que el Gobierno "ha realizado y seguirá realizando todos los esfuerzos para acelerar la solución de esta situación", algo que, según él, no ha hecho el Ejecutivo boliviano.

"Lamentamos que el Gobierno boliviano no colabore en esta tarea y, por el contrario, realice declaraciones que se alejan de la verdad de los hechos y en un lenguaje que no corresponde al respeto que se deben nuestro países", sostuvo.

"En Chile no hay presos políticos ni ánimo alguno de venganza", subrayó Moreno, quien aseguró que en este caso "solo ha operado el estado de derecho".

"Nuestro país no puede aceptar la tergiversación de los hechos ni actitudes y declaraciones que atentan contra el derecho internacional", afirmó. EFE

gs/ns/dmt

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí