Publicidad | Vea su anuncio aquí

Soldados bolivianos rechazan salida alternativa y optan por ir a juicio

Santiago de Chile, 25 feb (EFE).- Los tres soldados bolivianos acusados en Chile de cruzar ilegalmente la frontera con un arma de guerra rechazaron hoy una salida alternativa al caso ofrecida por la Fiscalía y optaron por comparecer a un juicio oral, informaron fuentes judiciales.

El caso de los soldados ha generado gran tensión entre los Gobiernos de Chile y Bolivia, que no tienen relaciones diplomáticas plenas debido a que el segundo país mantiene su reivindicación de una salida soberana al océano Pacífico por territorios que hoy son chilenos, pero fueron bolivianos antes de una guerra librada a fines del siglo XIX.

Alex Choque, Augusto Cárdenas y José Luis Fernández, que fueron detenidos el pasado 25 de enero por Carabineros chilenos cuando, según el gobierno boliviano, perseguían a unos contrabandistas de vehículos, recibieron además el beneficio de la excarcelación, sujeto a medidas cautelares.

La Fiscalía había ofrecido a los dos primeros la suspensión condicional del procedimiento, lo que les suponía ser expulsados de Chile con prohibición de volver durante un año.

A Fernández, que portaba un fusil FAL durante la detención, se le propuso un juicio abreviado, en el cual el acusado se reconoce culpable, a cambio de una pena de tres años y un día de prisión que, tras ser dictada, podía cambiarse también por la expulsión del país.

El juez de garantía de la localidad de Pozo Almonte, Rodrigo Hernández, dispuso que Choque y Cárdenas queden con arraigo nacional (prohibición de abandonar Chile) y firma semanal, porque "la pena que podrían recibir es mínima" y alguna otra medida, como arresto domiciliario, "sería desproporcionada".

Fernández, en tanto, deberá cumplir arresto domiciliario nocturno", dijo el juez, porque de ser encontrado culpable en el juicio podría recibir una pena mayor, aunque igualmente consideró excesivo un arresto domiciliario total.

Mientras se extienda la investigación y se celebre el juicio, que podría tardar varios meses, los tres fijaron como domicilio la casa del diputado comunista chileno Hugo Gutiérrez, en la ciudad de Iquique y deberán cumplir con la firma semanal en una comisaría de Carabineros de la misma localidad.

Durante la audiencia, el soldado Cárdenas había aceptado en principio la suspensión condicional que le ofrecía la Fiscalía y que le evitaría ir a juicio, pero tras una conversación con sus compañeros y la defensa, se retractó.

Posteriormente Choque y Fernández rechazaron también la oferta de la Fiscalía, señalando que preferían que la investigación del caso siguiera su curso. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí