Publicidad | Vea su anuncio aquí

"No he matado a nadie, pido solo justicia", dice Maradona en Italia

"No he matado a nadie, vengo solo a pedir justicia" al fisco italiano, dijo este martes el exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, en una rueda de prensa en Nápoles.

El legendario futbolista dice querer "creer que la justicia existirá para mí", incluso si "algunos dicen a menudo que la justicia no existe", añadiendo "ser una víctima" y no el culpable de los hechos.

Bromeando a medias, dijo estar dispuesto a hablar de sus problemas con el fisco italiano con el presidente italiano, Giorgio Napolitano. "No puedo forzar a nadie a hablar de mis problemas pero si el presidente Napolitano lo quiere, puedo explicarle todo", lanzó.

Después se lanzó a una serie de bromas sobre la situación política italiana, tras las legislativas del fin de semana. "No sé quién es vuestro presidente del Consejo, ¿es (el excómico convertido en político) Grillo? ¿Berlusconi?", señaló.

Esperando al 'Pibe de Oro' delante del hotel donde se desarrolló la rueda de prensa, sus seguidores cantaron en su honor, bloqueando la calle, que es una de las principales arterias de la ciudad.

El exjugador del Nápoles había llegado el lunes a Roma procedente de Dubái, aclamado por decenas de aficionados.

El número diez de los años de gloria del Nápoles siguió por televisión en su hotel napolitano un partido importante jugado por su antiguo equipo contra Udinese, que terminó sin goles.

Maradona afirmó estar decepcionado ya que el Nápoles habría "podido ganar" y porque "con este empate la Juventus (líder de la liga italiana) se aleja", según el exfutbolista argentino.

Diego Maradona se mostró "muy contento de haber regresado a Nápoles" donde fue aclamado el lunes por la tarde por sus seguidores reunidos bajo el balcón de su habitación de hotel al borde del mar.

Nápoles ganó gracias a él la liga italiana en 1987 y en 1990, los dos únicos títulos del campeonato con los que cuenta el club.

El exfutbolista fue condenado en 2005 por el Tribunal de Casación a pagar 37,2 millones de euros, 23,5 millones en intereses, por no haber pagado regularmente sus impuestos cuando residió en Nápoles (1984-1991).

La justicia italiana, no obstante, decidió el pasado 3 de noviembre comenzar de nuevo el proceso por errores de procedimiento y se ha abierto una nueva investigación.

pho-fka/psr

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí