Publicidad | Vea su anuncio aquí

Sacerdote católico es denunciado penalmente por abusar de una menor en Brasil

Río de Janeiro, 26 feb (EFE).- Un sacerdote católico acusado de mantener relaciones sexuales con dos hermanas de 10 y 19 años, así como con otra joven de 15, fue denunciado penalmente por la policía del estado brasileño de Río de Janeiro por supuestamente abusar de la menor durante tres años, informaron hoy fuentes oficiales.

La familia de las dos hermanas, que realizó la denuncia, alega tener como prueba un vídeo en el que el religioso aparece teniendo relaciones sexuales con dos jóvenes en la casa parroquial de la iglesia Nuestra Señora del Rosario y San Benedicto de la ciudad de Niteroi, vecina de Río de Janeiro.

En el vídeo, algunas de cuyas tomas fueron reproducidas hoy por un diario, el sacerdote aparece acariciando a una joven en un local que tiene como decoración una reproducción de la Santa Cena.

El religioso, identificado como Edilson Soares Correa, ya fue separado de sus funciones por la Archidiócesis de Niteroi.

Según un comunicado de la archidiócesis, con el caso ya siendo investigado, "obviamente el sacerdote no será responsable por ninguna parroquia, ya que fue totalmente separado temporalmente de sus funciones".

La comisaria Marta Domínguez, jefe de la Comisaría Especial de Atención a la Mujer de Río de Janeiro y responsable por la investigación, afirmó que el religioso fue denunciado por "violación de vulnerable" por supuestamente haber abusado de la menor de 10 años desde que la misma tenía 7 años.

Pese a que los exámenes iniciales demostraron que la menor aún es virgen, la policía decidió iniciar proceso debido a que la niña dijo que el religioso le había tocado sus partes íntimas, lo que ya configura como crimen.

De acuerdo con Domínguez, pese a las acusaciones de que también abusó de las jóvenes de 15 y 19 años, la ley no considera crimen las relaciones consentidas con adolescentes de más de 14 años.

Soares Correa, según la delegada, admitió haber tenido relaciones sexuales con la joven de 19 años pero cuando la misma ya era mayor.

El caso fue descubierto cuando la mayor de las hermanas, que es ahijada del sacerdote, confesó que lo encontraba desde que tenía 15 años y, presionada por sus familiares, aceptó gravar en vídeo uno de los encuentros. En el vídeo también aparece otra joven de 15 años.

Según el abogado de Soares Correa, Roberto Vitagliano, el religioso admite que ha tenido relaciones con las jóvenes de 15 y 19 años desde el año pasado pero niega cualquier contacto con la menor.

"La conducta del sacerdote será juzgada por la iglesia y por sus fieles, pero, jurídicamente, él es inocente. No hay nada contra él", según el defensor.

El abogado asegura igualmente que el padre de las dos hermanas llegó a exigirle dinero a su cliente para no divulgar el vídeo y que tan sólo presentó la acusación cuando el sacerdote se negó a ser víctima de la supuesta extorsión.

Según el abogado, las jóvenes sedujeron al sacerdote para poder grabar el vídeo con el que querían extorsionarle. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí