Publicidad | Vea su anuncio aquí

Argentina espera de Corte de N.York sentencia que solucione litigio por deuda

Buenos Aires, 27 feb (EFE).- El vicepresidente argentino, Amado Boudou, dijo hoy que espera que la Corte de Apelaciones de Nueva York emita una sentencia que implique una "solución" en el litigio por bonos impagos desde 2001 por los que reclaman fondos de inversión.

"Esperamos que la sentencia permita soluciones adelante y no crear mayor judicialización", dijo Boudou en declaraciones difundidas por el sitio web del Gobierno argentino.

El vicepresidente asistió hoy en Nueva York junto con el ministro de Economía argentino, Hernán Lorenzino, a la última audiencia en un litigio ante la Corte de Apelaciones iniciado contra Argentina por fondos de inversión especulativos, liderados por NML, que reclaman bonos impagos por 1.300 millones de dólares.

Esa corte ratificó en octubre pasado el fallo del juez federal de primera instancia Thomas Griesa, quien decidió que Argentina debía pagar a los acreedores que se negaron a participar en las reestructuraciones de deuda de 2005 y 2010, como los querellantes en este caso, y no solamente a aquellos que sí accedieron al canje.

Griesa estipuló que Argentina no podría pagar a los acreedores que aceptaron el canje a no ser que pagase también los 1.330 millones que reclaman los demandantes, y además determinó que los agentes de pago implicados en el proceso, en concreto Bank of New York Mellon, serían sancionados si realizaba las transacciones.

Pero el tribunal de apelaciones decidió dejar en suspenso ese fallo hasta dictar una sentencia de fondo en este caso, para lo cual no hay plazos fijados de momento.

Lorenzino reiteró hoy que hacer lugar al fallo de Griesa resultaría "inequitativo" y podría generar un "impacto negativo" para todo el sistema financiero internacional.

Boudou, por su parte, dijo que "el reclamo de los fondos buitre, de que se paguen todo y ahora, es un planteo simple y a la vez imposible de asimilar a un tratamiento igualitario".

Ese planteo, argumentó el vicepresidente, "no es factible porque hay un 93 % de acreedores", los que sí aceptaron los canjes, "que recibieron menos capital y plazo de pago".

"Argentina tiene capacidad y voluntad de pago, pero no se puede dar a ningún acreedor más de lo que se pagó a quienes ingresaron en la reestructuración de deuda", afirmó.

El vicepresidente añadió que "Argentina no va a quebrar su propia ley, que dice que no se puede dar a nadie algo distinto que a los que entraron al canje". EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí