Publicidad | Vea su anuncio aquí

Cambian jefes policiales tras arresto de agentes por robo a Prosegur Paraguay

Asunción, 27 feb (EFE).- La Comandancia de la Policía de Paraguay dispuso hoy el cambio de los jefes del departamento Central, aledaño a Asunción, tras la detención de seis policías por el caso del robo de casi medio millón de dólares de la empresa Prosegur.

La Comandancia decretó los cambios de los jefes de Policía y del Departamento de Orden y Seguridad de Central, los comisarios Pablino Vera y José Dolores Amarilla, quienes fueron sustituidos por los comisarios Virino Cáceres y Manuel Santacruz, respectivamente, informó ese organismo de seguridad en un comunicado.

La resolución fue emitida luego de la detención de Amarilla, el comisario Joni Díaz y los agentes policiales Yoni Mereles, Antonio Alcaraz, Pablo Díaz y Hugo Alfredo Vigneaux, en el marco de la investigación del robo de 1.850 millones de guaraníes (unos 470.000 dólares) de un furgón de Prosegur, en Asunción.

Esos arrestos acapararon hoy la atención de los medios locales y el ministro de Interior, Carmelo Caballero, anunció custodios de resguardo para el fiscal del caso, Osvaldo Caballero, y para los demás investigadores.

"La familia policial está acongojada. Caiga quien caiga, se esclarecerá este caso. Este es un dolor para la familia policial (...)", aseveró el ministro, quien reconoció en declaraciones a la radio asuncena Canal 100 que "las roscas policiales no son ningún secreto".

El fiscal del caso explicó a periodistas que los policías ahora arrestados supuestamente se apoderaron del dinero que fue robado el día 19 pasado del furgón de caudales por el chófer de este vehículo, Carlos González, quien se entregó a las autoridades un día después del hecho y argumentó que repartió "entre los pobres" lo sustraído.

De acuerdo al relato de Caballero, se presume que el chófer escondió el dinero robado en la casa de su padre, hecho que fue descubierto por agentes de la Comisaría Séptima de la capital, quienes realizaron una operación sin notificarlo a la Fiscalía y se apoderaron del dinero.

El primer detenido había asegurado que sustrajo del vehículo 600 millones de guaraníes (149.000 dólares), mientras que el asesor jurídico de Prosegur, José Domingo Almada, dijo a Efe en su día que verificaron documentalmente que el monto robado asciende a 1.850 millones de guaraníes.

No es el primer caso de un empleado de Prosegur-Paraguay que se da a la fuga con una buena suma: desde 2009 está prófugo el ladrón de un millón de dólares que robó de un blindado en Ciudad del Este, en la frontera con Brasil.

Hace una década fueron 16 millones de dólares los sustraídos -y nunca recuperados- en otro robo en pleno traslado de caudales de un furgón a un avión en el aeropuerto de Luque, municipio aledaño a Asunción.

La empresa española Prosegur inició sus actividades en Paraguay en 1980 y tuvo en 2011 una facturación de casi 32 millones de euros (unos 39 millones de dólares), lo que la sitúa como la primera del sector en el país suramericano. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí