Publicidad | Vea su anuncio aquí

Japón sufre ante Brasil; blanqueada sorpresa de Holanda y triunfo de Taiwán

Houston (EEUU), 2 mar (EFE).- Se cumplió la jornada inaugural de la tercera edición del Clásico Mundial de Béisbol con los tres primeros partidos que se jugaron en los respectivas sedes de Fukuoda (Japón), donde el equipo campeón defensor sufrió para ganar (5-3) al debutante Brasil, mientras que en Taichung, Holanda blanqueaba (5-0) a Corea del Sur y Taiwán, de anfitrión, se imponía 4-1 a Australia.

Japón tuvo que venir de atrás para ganar al debutante Brasil que hasta la parte alta de la octava entrada estuvo por delante en el marcador (2-3) para al final sucumbir ante la experiencia y talento de la novena nipona favorita en el Grupo A.

Los campeones defensores del título vieron como Brasil los trató de tú a tú desde el inició del partido disputado en el Fukuoka Yahoo! Japan Dome, de Fukuoka, ante 28.181 espectadores que llenaron las gradas del estadio.

La gran labor realizada por Brasil con su lanzadores y el bateo oportuno hizo que Japón tuviese que emplearse a fondo para no verse sorprendido en la jornada inaugural.

El bateador emergente Hirokazu Ibata salió de la banca y empató el partido con un sencillo hacia el jardín derecho que impulsó al jardinero izquierdo Seiichi Uchikawa desde la segunda hasta el home.

Japón se puso arriba 4-3 cuando el propio Ibata anotó desde la antesala en una jugada de selección, en al que el equipo de campeón defensor del título mostró todo el potencial que tiene y la experiencia ante un equipo revelación y novato como el de Brasil, que acude a su primer Clásico Mundial.

Luego llegó el tercera base Nobuhiro Matsuda que conectó un sencillo hacia el centro que impulsó al jardinero central Hisayoshi Chono para que anotase la última carrera y la de la tranquilidad.

El relevista derecho Tadashi Settsu (1-0) logró el triunfo al lanzar tres entradas en las que espació dos imparables con una carrera limpia permitida, y sacó tres ponches.

La derrota fue para el relevista zurdo de origen japonés Oscar Nakaoshi (0-1), que trabajó una entrada y un tercio y fue castigado con dos imparables, dos carreras limpias, y abanicó a dos bateadores rivales.

El próximo partido de Japón será el que dispute mañana domingo contra el equipo de China, mientras que Brasil protagonizará el duelo latinoamericano cuando se enfrenten a la novena de Cuba.

Si surgió la sorpresa dentro del Grupo B, donde Holanda ganó por blanqueada de 5-0 a Corea del Sur, el equipo favorito junto con Taiwán para estar en los cuartos de final.

Pero el abridor zurdo curazoleño Diegomar Markell permitió sólo dos imparables en cuatro entradas, con dos ponches, y fue una de las grandes figuras del partido.

Holanda no dejó ninguna duda de la superioridad y el gran equipo que posee con un pitcheo dominante, una gran defensa y un bateo oportuno y ganador, que encabezó el jardinero estelar de los Nacionales de Washington, Roger Bernadina, que impulsó dos carreras.

Pero la gran estrella del partido fue Markell (1-0) al combinarse con tres relevistas que no permitieron que la poderosa novena de Corea del Sur, la gran favorita del grupo después de haber sido finalista en la edición del 2009.

Luego la defensa respondió en todo momento cuando el equipo asiático intentó la remontada y el bateo oportuno, encabezado por Bernadina, forzó a los surcoreanos a utilizar nada menos que siete lanzadores que fueron castigados con 10 imparables, además de cometer cuatro errores de fildeo que les costó una carrera.

La derrota fue para el abridor Suk-Min Yoon (0-1), que trabajó cuatro entradas y un terció, en las que cedió cuatro imparables, dos carreras limpias, dio una base por bolas y abanicó a un bateador.

El próximo partido de Corea del Sur será el que disputen el lunes ante Australia que hoy perdió también por 1-4 ante el equipo del país anfitrión Taiwán, que tendrá el domingo como rival a Holanda.

El abridor Chie-Ming Wang lanzó seis entradas sin permitir anotación y Taiwan no tuvo problemas para imponerse a Australia ante su público que llenó con 20.035 espectadores las gradas del Taichung Intercontinental Stadium.

Wang (1-0) dominó al bateo de Australia al espaciar cuatro imparables y abanicó a dos rivales, mientras que el primera base Cheng-Min Peng impulsó dos carreras para poner el bateo oportuno en el triunfo.EFE

rm/mbj

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí