Publicidad | Vea su anuncio aquí

Presidente Guatemala partidario modificar protocolos de lucha contra drogas

Guatemala, 5 mar (EFE).- El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, se mostró hoy partidario de modificar los protocolos de las Naciones Unidas que dan base a la denominada "guerra contra las drogas", por considerar que no han frenado el narcotráfico ni las muertes que produce este flagelo.

En el marco de una rueda de prensa en Casa Presidencial, Pérez Molina dijo que los cambios tienen que realizarlos los países miembros de la ONU después de una revisión y discusión que "nosotros estamos pidiendo que sea antes del 2014".

El jefe del Ejecutivo dijo que "obviamente entiendo la posición de la ONU en defender los protocolos mientras no se logren cambiar".

La denominada "guerra de las drogas" no ha logrado los objetivos que se están buscando y está demostrado que "no se está ganando", aseguró el gobernante.

Dijo que hay más muertes por el tráfico y producción de drogas que por el consumo, por lo que ese tema debe considerarse para modificar los protocolos.

Las declaraciones del presidente surgen después de que la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), un organismo de la ONU, informara este martes en Viena que Centroamérica es la región más violenta a causa del narcotráfico.

El presidente hizo un llamamiento a las naciones para adelantar la discusión sobre los cambios a los protocolos contra estupefacientes antes del 2016, fecha que estableció la ONU para llevar a cabo el procedimiento.

Desde 2012, el gobernante ha impulsado la despenalización de las drogas como nueva alternativa para combatir el narcotráfico, por considerar que la lucha armada no ha sido la mejor vía.

Sin embargo, la JIFE critica el enfoque sobre la despenalización de drogas que defienden algunos líderes centroamericanos.

Aunque no lo menciona de forma expresa, la JIFE se declara "profundamente preocupada por el llamamiento hecho en altas instancias en favor de la legalización de drogas ilícitas, basado en la presunción de que la despenalización del tráfico reduciría la violencia conexa". EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí