Publicidad | Vea su anuncio aquí

Dura batalla para ley sobre control de antecedentes para comprar armas en EEUU

Un grupo del Senado estadounidense aprobó una legislación este jueves que convierte el tráfico de armas en un delito federal, pero los proyectos de ley para expandir la consulta de los antecedentes penales de todas las personas que deseen adquirir un arma se enfrentan a una dura batalla.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aplaudió la votación del Comité Judicial en apoyo de una proyecto de ley que castiga a los compradores que adquieren armas para miembros de bandas y otros criminales, diciendo que espera ver el proyecto en su mesa.

"Apremio al Senado a que voten el proyecto de ley", dijo. "Insto a la Cámara a seguir su ejemplo", continuó el mandatario.

Obama convirtió en una de sus prioridades el frenar la violencia derivada de las armas tras el tiroteo masivo de Newtown (Connecticut), donde un hombre armado mató a 20 niños y seis adultos con un rifle semiautomático el pasado mes de diciembre.

Un punto fundamental en sus esfuerzos ha sido la extensión de la verificación de los antecedentes penales de los compradores de armas, pero los legisladores han estado luchando para sacar adelante sus propuestas en un Congreso dividido.

El presidente del Consejo Judicial del Senado, Patrick Leahy, dijo que esperaba poder pasar tres proyectos de ley más por el comité en la próxima semana.

Pero el proyecto del ley para la verificación de los antecedentes federales para todas las compras de armas se topó con múltiples obstáculos.

El demócrata Chuck Schumer buscó asociarse con el senador Tom Coburn, un republicano con una nota de "A" por parte de la Asociación Nacional del Rifle, pero la pareja no logró resolver una disputa sobre si el vendedor de armas debe guardar los antecedentes penales de los clientes.

Los republicanos argumentan que estos datos deben ser destruidos o, en última instancia, podrían ser utilizados para compilar un registro nacional, algo que actualmente se encuentra prohibido por la ley.

A pesar del revés, Coburn insistió en que estaba "todavía esperanzado de que conseguiremos un proyecto de ley que realmente mejorará la verificación de antecedentes".

Por su parte, el demócrata Joe Manchin, procedente del ferviente estado defensor de las armas Virginia occidental, dijo que seguía siendo optimista para encontrar un proyecto de ley que acabe con el "vacío legal de las ferias de armas", que permite que individuos privados vendan armas al público en las ferias o a través de internet sin verificar sus antecedentes penales.

"Yo y Tom Coburn y otros republicanos, Mark Kirk, estamos todavía trabajando febrilmente", dijo Manchin a la AFP.

Pero el debate en la Comisión Judicial avanzó algunas dificultades que tendrán que resolverse.

La senadora Dianne Feinstein, que presentó una versión actualizada de la prohibición de armas de asalto que expiró en 2004, admitió que tenía "un camino difícil" para que su proyecto de ley fuera aceptado.

Ella dijo que los republicanos no estaban tomando en serio su prohibición, que convertiría en ilegales a 157 armas de asalto.

Por su parte, el republicano Chuck Grassley respondió que tales acciones derivarían en una "estrategia fallida".

"Las restricciones de los derechos de las armas respetuosos de la ley no funcionan".

mlm/nss/rs/llu

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí