Publicidad | Vea su anuncio aquí

Arreaza, chavista por convicción y corazón

Alfonso Fernández

Caracas, 8 mar (EFE).- El nuevo vicepresidente de Venezuela, Jorge Arreaza, yerno del difunto presidente Hugo Chávez, es un encendido defensor del chavismo, en el que ha militado desde frentes tan diversos como el de la comunicación, la gestión administrativa y la dirección política.

Se enroló muy joven en el proceso que encabezó desde 1999 Hugo Chávez, convirtiéndose en un activista desde la trinchera de la comunicación, como presentador en programas de contenido político en el inicio de un camino que le llevó a ocupar desde 2011 el cargo de ministro de Ciencia y Tecnología.

Su salto a la primera línea de exposición pública llegó sin embargo a partir de 2007 cuando contrajo matrimonio con Rosa Virginia, la hija mayor del presidente Hugo Chávez, y con quien tiene un hijo.

El fallecido líder se refería habitualmente a su nieto como "El Gallito", al que convirtió en uno de los protagonistas estrellas de los cuentos e historias con que siempre amenizaba sus intervenciones públicas.

Arreaza, licenciado en Estudios Internacionales con una maestría en Estudios Políticos Europeos, ocupó puestos de docencia en la Universidad Central de Venezuela (UCV).

También trabajó como periodista en varios canales de la televisión pública venezolana haciendo de locutor y entrevistador.

Su acceso a la administración gubernamental se produjo al asumir la presidencia de Fundayacucho en 2005, organismo encargado de gestionar y coordinar el programa de becas estatales en el extranjero.

A continuación, sirvió como viceministro de Desarrollo Científico y Tecnológico del ministerio de Ciencia y Tecnología, y el 27 de noviembre de 2011 pasó a dirigir dicho ministerio del Gobierno venezolano.

Al frente de la cartera tecnológica, fue uno de los grandes impulsores del programa del satélite Simón Bolívar, uno de los elementos protagonistas de la propaganda gubernamental en materia científica.

Con apenas 39 años, se convierte en el nuevo vicepresidente de Venezuela, cargo para el que fue designado por Nicolás Maduro, quien hoy mismo juró como presidente encargado tras el fallecimiento de Hugo Chávez el pasado martes a causa de un cáncer.

En los últimos tres meses, Arreaza se convirtió en uno de los portavoces oficiales del presidente Chávez, transmitiendo informaciones desde La Habana, donde permaneció largas temporadas junto a su suegro.

El nuevo vicepresidente se define como "militante socialista y bolivariano" en su cuenta de Twitter.

"Infinito privilegio histórico luchar por la justicia y construir Patria con el Comandante Chávez. Continuaremos luchando:con él y por él!", afirma en su último mensaje publicado el día después del fallecimiento de quien liderara Venezuela desde 1999. EFE

afs/jlp/cav

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí