Publicidad | Vea su anuncio aquí

Ecuador exige "universalidad" y apoya que sede de CIDH esté en Buenos Aires

Quito, 9 mar (EFE).- El Gobierno de Ecuador exigió hoy que se aplique la "universalidad" en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y apoyó que la sede de ese organismo abandone Washington y que se traslade a Buenos Aires.

Así lo expuso hoy el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, durante el habitual informe sabatino del Gobierno, en el que recordó que el próximo lunes, en la ciudad de Guayaquil, en el suroeste de Ecuador, se reunirán los representantes de los Estados que forman parte de la Convención Americana de Derechos Humanos.

Esa cita, a la que acudirán representantes de los 23 Estados americanos miembros también del llamado "Pacto de San José", es previa a otra reunión en este mismo mes de la Organización de Estados Americanos (OEA), que analizará las sugerencias de reformas al sistema interamericano de derechos humanos.

Patiño dijo que su país planteará en el encuentro de Guayaquil que se aplique el principio de "equidad" a cada una de las "relatorías" o comisiones que integran la CIDH, pues a su juicio existe una "distorsión" en la supremacía que tiene la que se encarga de vigilar la libertad de expresión en el continente.

El canciller, como ejemplo, dijo que las relatorías sobre derechos del niño, de las mujeres y la encargada de observar la discriminación racial, prácticamente "no valen nada", pues apenas cuentan con una financiación de 60.000 dólares al año.

Mientras, añadió, la relatoría de libertad de expresión cuenta con más de un millón de dólares, aportados por países hegemónicos, especialmente Estados Unidos, y por varias Organizaciones No Gubernamentales (ONG).

Según Patiño, ese hecho unido a que la sede de la CIDH se encuentra actualmente en Washington, han permitido que el organismo se alinee con la visión política de sus aportadores y, supuestamente, persiga "con dedicatoria" a los países que no se encuentran en la órbita de las naciones hegemónicas, especialmente Estados Unidos.

Para el jefe de la diplomacia ecuatoriana, todas las relatorías deben tener "la misma importancia" y una financiación similar.

Por otra parte, Patiño recordó que "Argentina ha planteado la posibilidad de que Buenos Aires sea la sede (de la CIDH)" y dijo que en ese aspecto Ecuador ya ha ofrecido su apoyo al Gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

También remarcó en el principio de "universalidad" que dijo debe haber en la Comisión Interamericana, al recordar que hay países, como EE.UU., que todavía no han ratificado ninguna de las convenciones que integran el sistema interamericano de derechos humanos.

Ecuador, en la reunión del lunes, exigirá "la universalidad y si esos países (como EE.UU.) no suscriben, no ratifican la convención, bueno, que salgan" de ella, apuntó.

"Si no quieren ser sometidos a las obligaciones de la Comisión, que tampoco se crean con derecho de mandar" sobre ella, remarcó Patiño.

De su lado, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en el mismo informe sabatino, aseguró que el "grave problema de la CIDH es que está tomada por la visión anglosajona" sobre libertad de expresión, que confunde a esta con "libertad de empresa".

Además, para Correa, la CIDH "está tomado por el oenegesismo", las ONG que imponen sus criterios, así como por "el capital detrás de los negocios dedicados a la comunicación".

Son esas causas las que han dado preponderancia a la relatoría sobre libertad expresión, insistió Correa tras preguntarse "¿cómo puede la comisión estar financiada" por un país como EEUU que no reconoce la CIDH?.

Correa inaugurará el lunes la reunión en Guayaquil y dijo que en esa oportunidad pronunciará "un discurso muy contundente" sobre los cambios que a su juicio deben aplicarse en el sistema interamericano de derechos humanos. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí