Publicidad | Vea su anuncio aquí

Ecuador lanza su visión de "mega-país" con imágenes de su rica biodiversidad

Fernando Arroyo León

Quito, 10 mar (EFE).- El Ministerio de Ambiente de Ecuador presentó un libro con imágenes de su rica biodiversidad y con el que quiere expresar la idea de un "Mega-país", porque alberga a la mayor cantidad de animales y plantas por kilómetro cuadrado del planeta.

Con su exhuberante Amazonía, el paraíso terrestre y marino de sus Islas Galápagos, la amplitud de sus bosques húmedos en la costa y la majestuosidad de su codillera andina, Ecuador intenta posicionarse como un país poderoso en naturaleza viva.

"Mega-país" es el título del libro de amplio formato que desde esta semana se distribuye en el país y que recoge las imágenes de una decena de fotógrafos, incluidas del autor de los textos que integran la obra, el escritor y periodista Juan Carlos Morales.

El literato, autor de más de una veintena de libros, explicó a Efe que en esta obra también afloró su pasión por la imagen para retratar algunos "detalles" de las "maravillas" que esconde la naturaleza en Ecuador.

Para él, la gran biodiversidad ecuatoriana debería constituirse en el nuevo "imaginario" cultural del país y la marca de una nación que apuesta por proteger la mayor riqueza potencial del planeta.

"Mirar al país con una mirada propia", dijo Morales del libro que contiene fabulosas imágenes de las cuatro regiones naturales del país que se reparten en su corto espacio territorial de 256.370 kilómetros cuadrados.

Una espectacular explosión de rocas incandescentes del volcán Tungurahua, del fotoperiodista Daniel Tapia, abre la serie de fotografías que continúa con majestuosas imágenes de los nevados, donde se conjugan las sombras y los claros de las rocas y las nieves perpetuas en el fondo azul del cielo andino.

Vicuñas en los páramos del Chimborazo ante la mirada de un búho que parece vigilar la estepa fría de la sierra ecuatoriana que, en su zona norte, es vigilada por el "taita" (padre en quichua) Imbabura, el coloso que nace del lago San Pablo.

La triste mirada de un llamingo (llama) del Cotopaxi da paso a imágenes costeras, donde los atardeceres enrojecen el cielo cálido de esta región que se abre paso a través de exhuberantes bosques húmedos hacia las paradisíacas playas sobre el océano Pacífico.

La ciudad "Perla" de los mares del Pacífico Sur, Guayaquil, conjuga la modernidad con la naturaleza, en sus ricos esteros que surgen del río Guayas, una de las cuencas más productivas de Suramérica.

Con 49 áreas protegidas, que representan el 19,3 por ciento del territorio, el texto también se abre a la Amazonía, donde jaguares y tigrillos duermen con tranquilidad y los árboles parecen nacer de las lagunas.

Esa selva cobija también a una fauna y flora que estalla a la vista, aunque los insectos esconden su magia de colores en los pequeños rincones que teje la Amazonía a cada paso.

Tucanes y monos, hormigas y orquídeas conviven en una armonía exultante en esta parte de la cuenca del Amazonas, donde se encuentra una joya llamada Yasuní, un parque protegido que contiene más especies de árboles que todas las que tienen Estados Unidos y Canadá juntos.

El Yasuní, donde el Gobierno mantiene sin explotar un gran yacimiento petrolero que contiene en sus entrañas, coexisten 100.000 especies de insectos por hectárea, lo que supone la mayor concentración de biodiversidad del planeta.

La Amazonía ecuatoriana, que representa apenas el 2 por ciento de la superficie de dicha cuenca, contiene un tercio del total de aves de toda la región y el 10 por ciento de plantas del planeta.

Estas cifras se acentúan con las prodigiosas Islas Galápagos, situadas en el Pacífico a unos mil kilómetros al oeste de las costas continentales del país.

Iguanas terrestres, lobos marinos y sus emblemáticas tortugas gigantes son sólo una pequeña muestra de la fortaleza natural de las Galápagos, con 800.000 hectáreas de reserva terrestre, el 97 por ciento de las cuales es protegida al extremo en sus 7 islas mayores y 90 menores o islotes.

Por eso Morales considera que Ecuador puede convertirse en una potencia de la naturaleza, de la biología, para él la mayor riqueza del futuro y de la humanidad. EFE

fa/aaj

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí