Publicidad | Vea su anuncio aquí

EEUU decepcionado con Venezuela por fin de contactos, espera mejorar relación

Washington, 21 mar (EFE).- EE.UU. se mostró hoy "decepcionado" por las acusaciones en su contra que llevaron a Venezuela a suspender los contactos diplomáticos para la normalización de las relaciones, pero confió en que aún sea posible mejorar los lazos.

"Rechazamos categóricamente las alegaciones de que el Gobierno de Estados Unidos está involucrado en un complot para desestabilizar o dañar a alguien en Venezuela", dijo un portavoz del Departamento de Estado, que pidió el anonimato, en un correo electrónico enviado a Efe.

El canciller de Venezuela, Elías Jaua, anunció el miércoles la suspensión de las conversaciones que se iniciaron en noviembre pasado con Estados Unidos para normalizar sus relaciones, congeladas desde 2010.

No obstante, Estados Unidos aún ve futuro en esos contactos.

"A pesar de las significativas diferencias entre nuestros dos Gobiernos, seguimos creyendo que es importante buscar una relación funcional y productiva con Venezuela, basándonos en asuntos de interés mutuo", indicó el portavoz.

"La repetición de acusaciones sin sustancia de funcionarios venezolanos sobre tramas con base en Estados Unidos es decepcionante", concluyó.

Los contactos comenzaron a finales de noviembre pasado con una llamada de la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica de EE.UU., Roberta Jacobson, al entonces vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Desde entonces hubo unos pocos contactos bilaterales entre funcionarios de menor rango, pero el proceso se estancó a final de 2012 y las conversaciones "realmente no fueron muy lejos", según dijo a periodistas a principios de marzo una fuente oficial estadounidense.

Esa misma fuente atribuyó las nuevas tensiones "a la campaña electoral" que ahora vive Venezuela, en la que anticipó que habría "comentarios sobre Estados Unidos que no ayudarán a mejorar esta relación", pero confió en que, una vez elegido un nuevo Gobierno venezolano, pudieran retomarse los contactos con más fuerza.

El 5 de marzo, antes de conocerse el fallecimiento de Chávez, Venezuela expulsó a dos integrantes de la Agregaduría Aérea de la legación estadounidense en Caracas a los que acusó de "proponer proyectos desestabilizadores" a militares, y Washington respondió seis días después con la expulsión de dos diplomáticos venezolanos.

Las relaciones entre EE.UU. y Venezuela atraviesan uno de sus momentos más bajos desde que a finales de 2010 se quedaron sin embajadores en medio de acusaciones mutuas.

Venezuela retiró ese año el plácet al que iba a ser el jefe de la misión estadounidense en Caracas por unas declaraciones polémicas ante el Senado de su país, mientras que EE.UU. dejó sin visa al de Venezuela en la capital estadounidense.

Posteriormente hubo tensiones por las sanciones del Departamento del Tesoro de EE.UU. a la petrolera estatal venezolana PDVSA por sus relaciones con Irán y por las fricciones a propósito del consulado de Venezuela en Miami, cerrado tras la decisión de Washington de expulsar a la responsable de esa oficina hace un año. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí