Publicidad | Vea su anuncio aquí

Corte de Cuentas salvadoreña se desintegra tras fallo de inconstitucionalidad

San Salvador, 22 mar (EFE).- La Corte de Cuentas de la República (CCR) de El Salvador se desintegró hoy con la salida de dos de sus tres miembros en acatamiento de una segunda resolución de inconstitucionalidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) contra su elección por el Parlamento.

El presidente y el primer magistrado de la CCR, Gregorio Sánchez y Javier Bernal, respectivamente, dejaron hoy sus cargos, pero la segunda magistrada, Silvia Aguilar, dijo que no lo hará porque considera ilegal la decisión de la Sala de lo Constitucional de la CSJ.

La Sala declaró ayer inconstitucional la nueva elección de la CCR llevada a cabo el miércoles por la Asamblea Legislativa, casi dos meses después de que ese tribunal, el 24 de enero pasado, anulara la primera designación, hecha en 2011, con mandato hasta 2014.

El Parlamento, que desde ayer está de vacaciones por Semana Santa, tenía hasta hoy para cumplir la sentencia de enero, que dejó en sus cargos también hasta esta misma fecha a los miembros de la CCR y no invalidó sus actuaciones.

La Sala reafirmó en su segunda resolución que la Asamblea debe elegir de nuevo a la CCR bajo los parámetros constitucionales.

Los diputados ratificaron el miércoles a Sánchez y Bernal, y, en el único cambio, eligieron a Aguilar en sustitución de Andrés Rovira, quien rechazó la ratificación.

Sánchez declaró hoy a los periodistas que acataba la resolución de la Sala y dejaba la presidencia de la CCR, que queda, dijo, en "acefalía institucional", y añadió que pasó los asuntos administrativos a la sección financiera de la institución.

Bernal también anunció que dejaba el cargo de primer magistrado y dijo estar satisfecho del trabajo que desempeñó desde 2011.

"Nunca, en ninguno de los casos que firmamos, tuvimos ninguna queja de ningún funcionario o partido político; siempre actuamos conforme a derecho y eso me da la solvencia moral para salir con la frente en alto", enfatizó Bernal a los periodistas.

Sin embargo, Aguilar afirmó que ella sí continuará como segunda magistrada porque la sentencia supone "una injerencia de un órgano del Estado hacia otro", del Judicial al Legislativo.

"Cuando un funcionario, judicial en este caso, da un fallo que no es conforme a derecho, no debo de cumplirlo; por lo tanto, yo estoy en mi derecho jurídico" de seguir en el cargo, sentenció Aguilar.

En su resolución de ayer, la Sala cuestionó precisamente la elección de Aguilar, la que calificó de "fraude a la Constitución" porque ella renunció el martes a su militancia en un partido minoritario para poder ser magistrada de la CCR.

La Sala reiteró en su segundo fallo los argumentos del primero, entre ellos que los magistrados de la CCR no deben tener militancia partidaria y deben cumplir los requisitos de "honradez y competencia notorias" establecidos en la Constitución.

Además, reafirmó que al momento de la elección en 2011 había "investigaciones abiertas" contra los magistrados "por diferentes motivos" en la Fiscalía General, la Procuraduría General, la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos y hasta en la misma CCR.

Esos procesos estaban en su mayoría pendientes de revisión, justificó la sentencia de enero, que la Sala dictó al resolver un recurso de inconstitucionalidad de una abogada salvadoreña.

La CCR es una institución independiente del resto de órganos del Estado y tiene a su cargo la fiscalización del gasto público. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí