Publicidad | Vea su anuncio aquí

Los "búhos reales", el curioso apodo de la selección finlandesa

Juanjo Galán

Helsinki, 22 mar (EFE).- Los jugadores de la selección finlandesa de fútbol reciben el peculiar apodo de "huuhkajat" (búhos reales, en finés), a raíz de un curioso incidente ocurrido en 2007 durante un partido de clasificación para la Eurocopa 2008 de Austria y Suiza.

El 6 de junio de ese año, el equipo nacional de Finlandia, dirigido por el técnico inglés Roy Hodgson, jugaba en el Estadio Olímpico de Helsinki un importante partido contra Bélgica dentro del grupo A.

A los 17 minutos del primer tiempo, con empate a cero y tras una peligrosa jugada de los belgas, apareció volando a baja altura sobre el campo un búho real que terminó posándose en el césped, lo que obligó al colegiado inglés Mike Riley a parar el juego.

Varios jugadores intentaron espantarlo, pero el ave rapaz levantó el vuelo y fue a posarse sobre el larguero de la meta belga, ante la divertida mirada de jugadores, colegiados y técnicos de ambos equipos.

El público finlandés que abarrotaba el Estadio Olímpico vio en la interrupción un buen augurio y empezó a corear "huuhkaja, huuhkaja" (búho real).

Espoleado por los seguidores nórdicos, el búho echó a volar de nuevo, cruzó el campo a baja altura y se posó sobre la portería finlandesa, mientras las cámaras de televisión no perdían detalle.

Finalmente, dio una vuelta de honor al estadio y salió del terreno de juego, posándose sobre unas vallas de protección detrás de la meta belga, desde donde vio cómo el árbitro ordenaba reanudar el juego tras casi siete minutos de interrupción.

Apenas dos minutos después de reanudarse el partido, Finlandia marcó su primer tanto por mediación de Johansson, un gol que desató la euforia del público local, que veía cumplirse los presagios.

Finlandia terminó ganando por 2-0 y sumó tres importantes puntos que mantenían intactas sus opciones de clasificarse por primera vez en la historia para la fase final de un gran campeonato.

Más tarde se supo que el búho real que había "ayudado" a ganar a la selección finlandesa tenía su nido en el propio Estadio Olímpico, muy cerca de la cabina donde un legendario comentarista local apodado "Bubi" retransmitía los eventos deportivos que allí se celebraban.

El ave rapaz, cuyo nombre científico es Bubo Bubo, fue bautizado como "Bubi" y pocos meses después fue incluso nombrado ciudadano del año por la Asociación de Periodistas Locales.

Pese al "apoyo moral" de "Bubi", Finlandia quedó finalmente cuarta de su grupo por detrás de Polonia y Portugal, las dos clasificadas para la Eurocopa 2008, y empatada a puntos con Serbia, dirigida entonces por el técnico español Javier Clemente.

La selección nórdica nunca ha estado tan cerca de lograr la clasificación para disputar la fase final de una Eurocopa o un Mundial, y por esa razón sus jugadores reciben desde entonces el sobrenombre de "búhos reales". EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí