Publicidad | Vea su anuncio aquí

La economía española caerá el 1,5 % en 2013, según el Banco de España

Madrid, 26 mar (EFE).- La economía española caerá un 1,5 % en 2013, en tanto que en 2014 se iniciará una recuperación "modesta" con un crecimiento del PIB del 0,6 %, según las proyecciones del Banco de España.

En su último boletín económico, la entidad supervisora explica que el retroceso del PIB en 2013 llevará aparejada una "notable reducción" del empleo, del 3,8 %, que implicará un aumento adicional de la tasa de desempleo.

En 2014 se iniciará la creación neta de puestos de trabajo, lo que corregirá "ligeramente" el nivel de desempleo, que en 2012 alcanzaba al 26,02 por ciento de la población activa.

El déficit público se situaría ambos años en el entorno del 6 % del PIB, lo que pone de manifiesto que "la magnitud del ajuste fiscal pendiente es todavía significativa", a pesar del "intenso" esfuerzo ya realizado.

No obstante, la entidad señala que todas estas proyecciones deben considerarse con especial cautela, ya que existen riesgos a la baja por el "elevado grado de incertidumbre" derivado de la situación de la zona del euro y los mercados financieros, así como de las dificultades asociadas al proceso de ajuste en el que se encuentra inmersa la economía española.

En este contexto, el Banco de España apunta en 2013 a que la demanda nacional caerá el 4,3 %, frente al 3,9 % de 2012, como consecuencia de la aceleración de la caída del consumo privado hasta el 3 %, debido a la marcada debilidad de las rentas laborales.

Además, espera que la inversión en vivienda caiga por sexto año consecutivo y lo haga en mayor medida que en 2012, hasta un 10 %.

La inversión empresarial retrocederá una tasa media del 5 %, si bien la entidad considera que en la segunda mitad del año la caída se podría moderar, lo que en todo caso sería consecuencia del dinamismo de la actividad exportadora.

Respecto al sector exterior, espera que las exportaciones crezcan el 3,8 % y que ganen dos puntos porcentuales de cuota de mercado, lo que se sustenta en el proceso de búsqueda por parte de las empresas españolas de nuevos mercados que reemplacen la pérdida de demanda interna, unido a la ganancia de competitividad gracias a la moderación salarial.

Las importaciones caerán el 4,9 % en línea con la debilidad de la demanda nacional.

El sector exterior irá mostrando mejor tono conforme avance el año y se vayan recuperando los flujos comerciales mundiales, lo que lleva al Banco de España a proyectar una repunte gradual de la actividad económica hacia el final del año.

Ya en 2014 espera un fortalecimiento gradual de la economía con tasas positivas desde el inicio del año, lo que se basará en una progresiva mejora de los componentes de la demanda privada.

A finales de año las rentas de las familias dejarían de caer y el consumo de los hogares volvería a tasas positivas "aunque modestas".

No obstante, el crecimiento del conjunto del año lo aportaría el sector exterior, aunque las importaciones comenzarán a crecer de nuevo en línea con el mejor pulso de la demanda nacional. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí