Publicidad | Vea su anuncio aquí

Muchas opciones en estudio y fallo impredecible sobre matrimonio gay en EEUU

Miriam Burgués

Washington, 27 mar (EFE).- Tras dos días de audiencias sobre el matrimonio gay en el Tribunal Supremo de EE.UU., los expertos coincidieron hoy en que los jueces están evaluando muchas y muy diversas opciones ante las dos demandas presentadas, por lo que el fallo que se espera para junio es aún impredecible.

"Está claro que los jueces están barajando muchas opciones en los dos casos y examinando todos los aspectos de la discriminación por orientación sexual", dijo a Efe Sergio López, experto y director del programa latino de la organización "Freedom to Marry", que apoya los matrimonios entre homosexuales.

En la audiencia del martes sobre la constitucionalidad de la Propuesta 8, que prohibió las bodas homosexuales en California en 2008, los nueve jueces expresaron dudas que sugieren que la cautela marcará su decisión en el caso y hacen improbable un fallo que implique la legalización de esas uniones en todo el país.

Hoy, sin embargo, en la segunda audiencia vinculada al asunto, una mayoría de los jueces cuestionó la constitucionalidad de la cláusula de la ley federal de Defensa del Matrimonio (DOMA) que lo define como la "unión entre un hombre y una mujer".

Walter Dellinger, un reconocido abogado que ha llevado casos ante la Corte Suprema, explicó a The Wall Street Journal que no es probable que el alto tribunal decida prohibir el matrimonio homosexual, pero tampoco que lo declare un derecho constitucional.

A su juicio, todo apunta a que el Supremo prefiere dejar que sean los estados y los legisladores los que tengan la última palabra sobre el matrimonio gay.

La DOMA, promulgada en 1996 y que impide que los homosexuales casados obtengan beneficios fiscales y de pensiones a nivel federal, "está en problemas", afirmó tajante tras la audiencia de hoy el blog de expertos que siguen con asiduidad los casos que llegan hasta la Corte Suprema, el máximo tribunal del país.

Steffen Schmidt, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de Iowa, indicó a Efe que cree que la DOMA "será declarada inconstitucional", ya que la Constitución señala que asuntos como el matrimonio deben ser regulados por los estados, no por el Gobierno federal.

Sin embargo, antes de nada los magistrados deben resolver si el Supremo tiene jurisdicción para decidir sobre la DOMA, algo sobre lo que los jueces más conservadores expresaron muchas dudas.

El Gobierno que preside Barack Obama decidió en 2011 dejar de defender la DOMA en los tribunales federales pero sigue aplicándola en la práctica, a la espera de un veredicto en el Supremo.

En caso de que el Supremo decida derogar la cláusula de la ley que originó la demanda, los matrimonios homosexuales comenzarían a recibir beneficios federales, pero no se obligaría a los estados que prohíben las bodas entre personas del mismo sexo a permitirlas.

En cuanto a la Propuesta 8, Schmidt pronosticó a Efe que los jueces "podrían remitirla de vuelta a California y no dictar una resolución" que tendría efectos sobre el concepto de matrimonio a nivel federal de un modo u otro.

Los magistrados apuntaron el martes a la posibilidad de decidir que quienes llevaron el caso ante el Supremo -los defensores de la Propuesta 8, que fue declarada inconstitucional por una corte federal en 2010 y más tarde en apelación- no tenían base legal suficiente para apelar al máximo tribunal.

Esa opción daría validez al fallo de la corte inmediatamente inferior, lo que derogaría la Propuesta 8 y legalizaría otra vez las bodas gais en California, pero no tendría ningún efecto en el resto del país.

Otro escenario posible, en caso de que el Supremo considere inconstitucional la Propuesta 8, es que opte por extender el fallo a todas las enmiendas constitucionales estatales que prohíben el matrimonio gay, lo que ocurre en 38 estados.

En EE.UU. el matrimonio homosexual es legal en nueve estados (Washington, Iowa, Nueva York, Maryland, Connecticut, Maine, Massachusetts, Nuevo Hampshire, Vermont) y en el Distrito de Columbia.

Activistas como López creen que durante este año pueden ver la luz leyes en favor del matrimonio gay en otros estados como Illinois, Rhode Island y Delaware.

La "buena noticia", con independencia de los fallos que adopte el Supremo en junio, es que las audiencias de esta semana han servido para "dar un impulso" a los movimientos en favor del matrimonio homosexual en todo el país, subrayó López a Efe. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí