Publicidad | Vea su anuncio aquí

Efraín Alegre: "representamos al Paraguay decente" frente al "de las mafias"

Julia R. Arévalo

Asunción, 28 mar (EFE).- El candidato liberal a la Presidencia paraguaya, Efraín Alegre, apostó por que el 21 de abril triunfará el Paraguay del futuro, un país "decente" que deja atrás "al Paraguay de la piratería, del contrabando y de las mafias" que, según dijo en entrevista con Efe, es el que representa su principal adversario.

Seguro de lograr una victoria electoral suficiente para formar un Gobierno de consenso, Alegre calificó de "accidente" la irrupción en la política del candidato colorado, el empresario Horacio Cartes, pese a la ventaja que todavía le conceden los sondeos.

Aunque estos recogen la sensación generalizada de que ganará Cartes, Alegre aseveró que eso "se está revirtiendo" y que el colorado "no solamente se ha estancado, tiene una tendencia a la baja" en intención de voto, pues "sólo capta votos de su partido".

En cambio, la Alianza Paraguay Alegre que él encabeza cuenta no sólo con el apoyo de los liberales, sino también de los independientes y de un "18-20 por ciento de ciudadanos colorados que están en nuestro proyecto", mantuvo.

Honor Colorado, el movimiento dentro del partido que Cartes fundó en 2010, es "absolutamente coyuntural, temporal; lo importante es que una vez establecido el Gobierno se pueda hablar con los que realmente detentan el poder en el Partido Colorado", dijo.

El 21 de abril "vamos a resolver el futuro de Paraguay", un país "que cambia la imagen de aquel Paraguay del pasado, el Paraguay de la piratería, del contrabando, de las mafias que representan nuestros adversarios. Nosotros representamos el Paraguay decente, el Paraguay del trabajo", declaró.

Durante la entrevista en su vivienda de Lambaré, a las afueras de Asunción, el senador y exministro de Obras Públicas dio por sentado que le será posible alcanzar alianzas para sumar una mayoría parlamentaria clave para la gobernabilidad en este país, donde el Congreso ostenta un poder notable.

"Nuestro Gabinete va a ser el Gabinete más plural de la Historia del Paraguay", con "representación de todos los sectores políticos" y capaz de hacer "política de Estado", vaticinó el candidato.

Para Alegre, las prioridades de Gobierno son mejorar la seguridad, tanto jurídica como personal, crear empleo y desarrollar el campo, donde se concentran la mayor producción de riqueza del país pero también el mayor número de pobres.

Paraguay necesita, dijo, "una política económica y social que sea generadora de oportunidades y de trabajo, porque de la pobreza solamente se sale con un trabajo".

"Vamos a generar 200.000 trabajos", prometió, facilitando las inversiones en infraestructuras, capitalizando el potencial energético del país y apoyando al pequeño productor agrícola para asegurar su "arraigo" en el campo y evitar que engrose las bolsas de pobreza de las ciudades.

"Esta es la década del Paraguay (...) Hoy nosotros estamos produciendo alimento en cantidades que nos permiten dar de comer al mundo por ocho días, a 7.000 millones de seres humanos, con la producción del sector de granos y carne del Paraguay. Somos un país inmensamente productivo", destacó.

Y, además, "somos el país que genera mayor energía por habitante del mundo", con ventajas competitivas en la región que están por explotar y uno de los mejores climas de negocio de América Latina.

"Lo que tenemos que hacer es importar industria y no exportar nuestra energía (...) que nuestra energía sirva para que las industrias se instalen en el Paraguay y que generen trabajo y oportunidades en el Paraguay", abundó.

Alegre y Cartes son los dos principales candidatos a la Presidencia en los comicios generales del 21 de abril, de los que saldrá el Gobierno sucesor del liberal Federico Franco, quien completa el mandato de Fernando Lugo, destituido en junio pasado en un juicio político por mal desempeño.

La apurada destitución en el Parlamento condenó a Paraguay al aislamiento regional, con una suspensión del Mercosur y la Unasur pendiente del desarrollo de las nuevas elecciones y la asunción del nuevo Ejecutivo, el 15 de agosto.

Alegre se mostró dispuesto a dialogar de inmediato con los vecinos del Mercosur para "recomponer esas relaciones. No veo que sean cuestiones insuperables por el camino del tratado y la institucionalidad".

En su opinión, el mismo camino permitirá restablecer la relación con Venezuela, que ingresó en el Mercosur en ausencia de Paraguay, que declaró "persona non grata" al actual presidente encargado y candidato en los comicios del 14 de abril, Nicolás Maduro.

"Yo creo que el 15 de agosto en el juramento van a estar estos presidentes (del Mercosur) acompañando. Yo soy el que va a tomar posesión y le vamos a invitar al presidente de Venezuela, no sé quién va a ser porque ellos están en elecciones antes que nosotros, pero al presidente electo lo vamos a invitar seguro", anunció. EFE

ja/cpy

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí