Publicidad | Vea su anuncio aquí

Creman restos de primera mexicana en ganar un oro en JJOO

Los restos de Soraya Jiménez, la primera mujer en obtener una medalla de oro olímpico para México -lograda en Sidney-2000- y fallecida el jueves a los 35 años de un infarto, fueron cremados la tarde de este viernes en privado, reportó la prensa mexicana.

El cuerpo de la levantadora de pesas fue velado en una funeraria del municipio de Tlalnepantla, en el estado de México (centro), de donde era originaria.

Jiménez había pedido a su familia que, en caso de fallecer, no quería ningún tipo de homenaje público, después de la muerte el 16 de enero del marchista mexicano Noé Hernández, medallista de plata en los 20 kilómetros también en Sidney, tras haber recibido un balazo en un bar, comentó José Luis, hermano de la atleta.

El hermano de Soraya, una mujer que inició su vida deportiva jugando básquetbol con su gemela Magali, dijo que sus padres aún no han decidido dónde reposarán los restos de la atleta.

Al servicio fúnebre privado asistieron diversos deportistas que mostraron su consternación por la muerte prematura de la atleta, que se impuso en los juegos australianos en la categoría de 58 kg.

El expresidente del Comité Olímpico Mexicano (COM) y jefe de la delegación mexicana que compitió en los Juegos de Sidney, Felipe Muñoz, expresó su profunda tristeza por la muerte de la levantadora de pesas.

"Es algo muy triste y lógico, muy sorpresivo también, estamos con un dolor grande, muy difícil de describir", declaró Muñoz al salir de la funeraria.

"Tuve el honor de conocerla desde hace muchos años, la acompañé desde los Juegos Centroamericanos (de Maracaibo, Venezuela, de 1998), y concluimos en Sidney, donde también tuve la fortuna de acompañarla en su medalla de oro", dijo a la prensa.

La deportista, que medía 1,54 metros, sufrió 14 operaciones en la rodilla izquierda y le extirpación un pulmón debido a una bronquitis mal tratada, dijo su hermano, además de sufrir varios paros cardiorrespiratios.

Al velorio también asistió su exentrenador, el búlgaro Georgi Koev, quien llevó a la mexicana a lo más alto del podio en Sidney.

"No lo podía creer cuando me enteré. Hace unos días hablamos por teléfono y quedamos de vernos en esta semana", dijo Koev.

El atleta Víctor Estrada, bronce en Sidney en taekwondo, también acudió al velorio a dar su último adiós a la exlevantadora de pesas.

"Todavía la vi hace un par de semanas cuando la invitamos al Congreso local (Edomex) para el Día Internacional de la Mujer. Siempre fue una mujer que no demostró el dolor que estaba viviendo con intensidad el día a día", dijo Estrada.

Jiménez conquistó también en su trayectoria seis campeonatos nacionales, una medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Winnipeg-1999 y un octavo lugar en el Campeonato Mundial de 1999, antes de anunciar su retirada previa a los Juegos de Atenas-2004.

jg/spc

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí