Publicidad | Vea su anuncio aquí

Un submarino hispano-chileno y "low cost" estudiará la salinidad oceánica

Valencia (España), 29 mar (EFE).- Un vehículo submarino no tripulado de bajo coste, desarrollado como prototipo por investigadores españoles y chilenos, analizará parámetros oceanográficos como los flujos de salinidad y las corrientes marinas.

La nave incorpora sensores para la navegación, un sistema GPS y conexiones inalámbricas y puede alcanzar una profundidad de unos 200 metros.

Así lo aseguró a Efe José Vicente Busquets, investigador principal del proyecto en la Universidad Politécnica de Valencia, en el este de España, entidad que junto a la Politécnica de Cartagena, también en España y la Universidad Austral de Chile ha creado este primer prototipo.

Con un diámetro de veinte centímetros y una longitud aproximada de entre un metro y medio y dos metros, puede recorrer cerca de veintiocho kilómetros en cinco horas gracias a las baterías que lleva incorporadas.

El vehículo submarino, que tiene "inteligencia propia", puede seguir una ruta predeterminada entre varios puntos de forma autónoma y puede corregirla ante cualquier incidencia, e incluso sin cobertura wifi es capaz de determinar su situación GPS y generar un proceso de recuperación de la conexión con la estación control en tierra.

Entre su equipamiento incorpora diferentes sistemas de navegación, sistemas inerciales (IMU), de posición de satélite (GPS), conexiones inalámbricas y diferentes sensores para la medición de parámetros oceanográficos.

Busquets explica que el prototipo está siendo evaluado en la Universidad Austral de Chile para estudios sobre el fenómeno de El Niño, el deshielo antártico relacionado con el cambio climático y la actividad tectónica submarina.

En España, el investigador señala que confía poder realizar en breve las primeras pruebas en mar abierto en el entorno del Mar Menor, en el levante español, para analizar sus flujos de salinidad, y estudiar las corrientes marinas.

Según Busquets, al ser de bajo coste "facilitará a las expediciones científicas contar con varias unidades, lo cual les permitirá abarcar un área de estudio mucho mayor, además de minimizar el factor riesgo que se produce cuando se concentran todas la funciones y operaciones en un solo vehículo mucho más complejo y de mayor coste".

Para el desarrollo del primer prototipo, los investigadores han llevado a cabo estudios hidrodinámicos para evaluar el alcance del vehículo, una serie de test sobre sus sistemas de comunicaciones, y una estimación del tiempo de operatividad sin necesidad de recargar las baterías.

Busquets no ha podido concretar el coste de este vehículo submarino no tripulado ya que, según indicó, se trata de un prototipo de investigación, no de un producto comercial.

Señaló a EFE que la idea de crearlo surgió hace cerca de un año con su hermano, que tiene estudios en oceanografía.

En unos meses tienen previsto presentar, en un congreso que se celebra en Noruega, un artículo científico con los primeros resultados del vehículo. EFE

ct/cbr.mac/jmv/ma/es

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí