Publicidad | Vea su anuncio aquí

EEUU: Si Corea del Norte reabre reactor violará obligaciones internacionales

Washington, 2 abr (EFE).- Estados Unidos consideró hoy que el anuncio de Corea del Norte de volver a abrir o reiniciar sus instalaciones nucleares en Yongbyon es "otra indicación de su patrón de contradecir sus propios compromisos y de violar sus obligaciones internacionales".

El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, aseguró hoy en su rueda de prensa diaria que la posición de Estados Unidos y la posición de una "amplia alianza internacional" es que "Corea del Norte abandone su búsqueda de armas nucleares y cumpla con todos sus compromisos internacionales".

"Buscamos la completa desnuclearización verificable e irreversible a través de negociaciones auténticas y creíbles", insistió Carney refiriéndose a la península coreana.

Ante la preocupación por la escalada de tensiones entre Corea del Norte y Estados Unidos mostrada hoy por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Carney comentó que el presidente estadounidense, Barack Obama, comparte su preocupación y su Administración sigue trabajando con sus aliados internacionales en el seno de las Naciones Unidas.

"El presidente ha expresado su preocupación por las acciones y el comportamiento del régimen de Corea del Norte, y hemos trabajado con nuestros aliados, más visiblemente en el Consejo de Seguridad, cuando se aprobó una resolución por unanimidad, con China y Rusia, que condena el comportamiento de Corea del Norte en este campo", explicó el portavoz.

Carney subrayó que EE.UU. y sus aliados continúan aumentando las presiones sobre Corea del Norte con el objetivo de aislar al régimen lo más posible, y añadió que aparte de eso el Gobierno estadounidense también está tomando medidas para defenderse en caso de ataque.

La portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland, advirtió también que la reapertura del reactor sería una "clara violación de las obligaciones internacionales" norcoreanas, aunque subrayó que "hay un gran trecho" entre "declarar que se pretende hacer algo y ser capaz de llevarlo a cabo, con todo lo que conllevaría".

"Pero, si fueran capaces de volver a usar las instalaciones, eso obviamente sería extremadamente alarmante", agregó Nuland, que reiteró que Estados Unidos no reconocerá a Corea del Norte como un Estado nuclear, como quiere ese país.

Corea del Norte lanzó hoy un nuevo desafío al mundo al anunciar la próxima reapertura del reactor principal de Yongbyon, que devolvería al país su principal fuente de plutonio para avanzar en el desarrollo de armas nucleares.

El régimen de Kim Jong-un pondrá en marcha su reactor central de 5 megavatios clausurado en 2007 y aseguró que "los trabajos se iniciarán sin demora", aunque los expertos descartan por motivos técnicos la posibilidad de una reapertura a corto plazo.

Corea del Norte anunció la semana pasada haber entrado en "estado de guerra" y advirtió de un "combate a gran escala" fuera de la región.

En su nuevo anuncio, Corea del Norte aseguró que "la situación en la cual no hay ni guerra ni paz en la península de Corea ha terminado".

Las dos Coreas han permanecido técnicamente en guerra desde el final del conflicto que las enfrentó en el período 1950-1953 y que concluyó con un alto el fuego, tras el cual se firmó un armisticio y acuerdos de no agresión.

El comunicado advirtió, además, de un "combate a gran escala" más allá de la región si Corea del Sur y EE.UU. continúa con sus actividades militares en la zona desmilitarizada entre las dos Coreas. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí