Publicidad | Vea su anuncio aquí

Aumentan a siete muertos en ataque contra bares en oeste de México

Dos ataques armados perpetrados el domingo contra bares de la ciudad mexicana Guadalajara (oeste), que incluyeron el lanzamiento de una granada de fragmentación, cobraron nuevas víctimas elevando a siete el numero de muertos, entre ellos un estadounidense, informó este miércoles la fiscalía local.

Anteriormente, las autoridades habían reportado la muerte de cinco personas, entre ellas un estadounidense. Sin embargo, la fiscalía del estado de Jalisco -al que pertenece Guadalajara- informó este miércoles que dos meseros más del bar "Ruta 66" fallecieron a consecuencia de sus heridas.

Fue en ese bar donde un hombre disparó y lanzó una granada de fragmentación al interior del establecimiento, causando la muerte de un cliente y un total de cuatro empleados, entre ellos una mujer.

Tan sólo 15 minutos después, otro ataque con disparos se registró en el bar "Gol", donde murieron dos clientes del establecimiento, uno de ellos identificado como Jeff Lydell, de 45 años y nacionalidad estadounidense, informaron las autoridades.

El número de heridos actualmente asciende a 14, dos de ellos graves, y no hay ningún detenido por los hechos.

Según los testigos, ambos ataques fueron perpetrados por un sólo individuo desde afuera de los bares, y todos los fallecidos recibieron impactos de bala al tratar de salir.

Las primeras indagaciones señalan que los 45 disparos realizados en los dos bares no estaban dirigidos a un cliente en particular, sino a los dueños de los sitios, que son parientes, dijo el lunes Jorge Villaseñor, un mando de la fiscalía regional.

"Al parecer hay familiaridad entre los propietarios. Estamos interrogando a éstos en este momento para descartar un posible móvil", dijo el funcionario, quien añadió que la hipótesis más sólida "sería con la delincuencia organizada por el tipo de arma que se utilizó".

De todas formas, Villaseñor sostuvo que no se puede decir aún si el asunto tiene que ver con narcotráfico, pues "no se ha asegurado ninguna droga".

La fiscalía regional aseguró que los sicarios se desplazaban a bordo de dos camionetas y que los ataques ocurrieron poco después de que los clientes de los bares terminaran de ver por televisión el clásico del fútbol mexicano Guadalajara-América.

Guadalajara ha sido escenario en el último año de algunos episodios de la ola de violencia derivada del narcotráfico, que dejó más de 70.000 muertos en el gobierno del expresidente Felipe Calderón (2006-2012), quien lanzó una amplia ofensiva militar contra el crimen organizado.

str-yo/llu

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí