Publicidad | Vea su anuncio aquí

Senado colombiano debate una Ley para que los presidentes tengan vacaciones

Bogotá, 5 abr (EFE).- El Senado de Colombia debate un proyecto de Ley que busca garantizar un periodo de vacaciones remuneradas de quince días al año para los presidentes del país, que son los únicos colombianos a los que la legislación no les reconoce el derecho a descansar.

La norma fue aprobada por mayoría en el primer debate celebrado en la Comisión Séptima de la Cámara Alta, y la semana próxima pasará a la plenaria del Senado, dijo hoy a Efe el autor de la iniciativa, el senador conservador Efraín Cepeda.

"En la medida en que reciba aprobación unánime en la Comisión Séptima del Senado, este proyecto va a caminar muy rápidamente porque es un tema de justicia", consideró el legislador, quien por el momento ha detectado "el mejor ambiente para que antes del 20 de junio (cuando termina la legislatura) sea una Ley de la República".

Cepeda explicó que hasta ahora los presidentes colombianos "han estado condenados a trabajar cuatro u ocho años sin tomar un solo día de vacaciones", lo que a su juicio "tiene un impacto negativo en la salud y labores de los mandatarios".

Una de las frases celebres del expresidente Álvaro Uribe Vélez durante su mandato (2002-2010) precisamente fue la de "trabajar, trabajar y trabajar".

"Por eso hemos presentado este sencillo proyecto para que se le reconozca al presidente que puede tomar quince días hábiles al año de vacaciones y a obligarlo a tomar al menos siete", dijo el autor del proyecto legislativo, del que el también senador conservador Gabriel Zapata Correa es ponente.

Además consideran injusto que "presidentes de todo el mundo se vayan de vacaciones, incluso fuera del país" mientras que un jefe del Estado colombiano, que además de gobernar lidia con un conflicto armado interno, no pueda hacer "un alto en el camino".

Si el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quisiera tomar vacaciones, tendría que pedir una licencia y sería sustituido por el vicepresidente, Angelino Garzón, quien de inmediato adquiriría el estatus de expresidente, así como el derecho a cobrar una pensión de jubilación vitalicia.

Esa posibilidad "no está bien vista por los colombianos", según Cepeda.

De acuerdo a la iniciativa en trámite, el presidente deberá designar a un ministro delegado para que le sustituya durante su descanso y avisar al país con tres días de antelación la fecha en la que haya decidido descansar.

Si prospera, esta iniciativa acogerá también a los vicepresidentes, que podrán disfrutar de sus vacaciones remuneradas correspondientes a un año de labores en las mismas condiciones.

La agenda semanal del presidente comprende los fines de semana, cuando celebra un encuentro con las autoridades de diversos municipios del país para pasar examen a las políticas locales. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí