Publicidad | Vea su anuncio aquí

Obama presentará presupuesto con concesiones a oposición en busca de acuerdo

Washington, 9 abr (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentará este miércoles el primer presupuesto de su segundo mandato, que incluye concesiones a la oposición en un "intento de buena fe" por lograr un acuerdo con los republicanos que impulse el crecimiento económico y la creación de empleo.

Así lo explicó hoy el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, en su rueda de prensa diaria al insistir en que ese plan presupuestario no es el "ideal" para Obama, sino uno que adopta "decisiones difíciles" en aras de un acuerdo bipartidista que permita reducir el abultado déficit público y dar alas a la recuperación económica.

Ese plan mostrará que "se puede invertir en nuestra economía, proteger a nuestros ancianos, asegurarse de que estamos haciendo inversiones importantes en áreas como la infraestructura (...) y reducir de forma responsable nuestro déficit", subrayó Carney.

Además, el portavoz detalló que permitirá una rebaja del déficit de 1,8 billones de dólares en 10 años, lo que sumado a los 2,5 billones de rebaja obtenidos ya dará un total de 4,3 billones.

Eso significará, según Carney, que el déficit esté por debajo del 3 % del producto interno bruto (PIB), que es lo que los economistas estiman necesario para estabilizar la deuda.

La propuesta de Obama contempla recortes en los programas de Seguridad Social y las aportaciones al plan de sanidad para jubilados del Medicare, al tiempo que pide una subida de los ingresos de la hacienda pública mediante límites a las deducciones a los que más ganan.

El aumento de ingresos estimado es de unos 580.000 millones de dólares, detalló hoy Carney.

El portavoz recordó, asimismo, que el plan de Obama permitiría poner fin a los recortes automáticos del gasto por valor de 1,2 billones de dólares en 10 años que se ejecutan desde marzo y que son arbitrarios y lesivos para la economía, ya que fueron pensados como medida de presión para forzar un acuerdo presupuestario.

El presupuesto llega dos meses más tarde de lo que es costumbre y su meta es lograr que por primera vez desde hace cuatro años el Congreso apruebe las cuentas federales a largo plazo.

Pero los republicanos, por boca del presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, ya dejaron claro la semana pasada que el presupuesto de Obama no les convence.

Boehner declaró que los republicanos no aceptarán más carga fiscal para los ciudadanos y consideró que el "modesto" ahorro en gasto social ofrecido por Obama no es razón para hacerles "rehenes de una subida impositiva".

El plan presupuestario de los republicanos, ideado por el legislador y excandidato a vicepresidente Paul Ryan, contempla reducir el gasto en docenas de programas para los más pobres, derogar la reforma sanitaria promulgada por Obama en 2010 y privatizar parcialmente el Medicare.

Mientras, los sindicatos no están contentos con los recortes al gasto social que propone el presidente y AFL-CIO, la mayor federación de sindical del país, pidió a sus afiliados que firmen un documento de rechazo al proyecto presupuestario de Obama. EFE

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí