Publicidad | Vea su anuncio aquí

80% de los homicidios se quedan en la impunidad en Honduras, dice fiscal

El 80% de los homicidios cometidos en Honduras quedan en la impunidad por falta de capacidad de los órganos de investigación, advirtió el fiscal general, Luis Rubí, en una exposición en el Congreso la noche del miércoles.

"El país no está preparado ante esta ola de criminalidad, nos ha rebasado totalmente. Los órganos de investigación no tienen capacidad como para darle respuesta (...) estamos ante un 80 por ciento de impunidad en Honduras", afirmó el fiscal.

Los diputados citaron a funcionarios de seguridad a comparecer esta semana a petición de la no gubernamental Alianza por la Paz y la Justicia, que afirma que "el pueblo no aguanta más" la criminalidad y que se deben adoptar políticas eficientes.

La noche del martes, el Congreso convocó al jurista Eduardo Villanueva, nombrado por el presidente Porfirio Lobo para encargarse de la depuración de la policía, para que explicara la demora en esa tarea.

En la noche del miércoles, el ministro de Seguridad, Pompeyo Bonilla, y el director de la policía, comisionado Juan Carlos el 'Tigre' Bonilla, también comparecieron ante los legisladores.

"La estructura del Estado solo tiene capacidad para dar respuesta a un 20 por ciento de las acciones del crimen organizado", lamentó Rubí.

"Hemos olvidado la política de seguridad, la investigación y eso ha sido como una bola de nieve que ha venido creciendo y a estas alturas estamos en esta situación", deploró.

Pero dijo que el ministerio Público ha hecho esfuerzos, a pesar de las limitaciones presupuestarias, lo que ilustró señalando que en 2006 se llevaron 7.156 casos de homicidio a los tribunales y en 2012 12.142, un 59% más.

Por su parte, el director de la policía, Juan Carlos Bonilla, deploró que "la investigación está colapsada" pero dijo que están haciendo esfuerzos por disminuir la criminalidad, el narcotráfico, los secuestros y las extorsiones.

El ministro Bonilla --sin parentesco con el director de la Policía--, reconoció que la depuración de la policía "va dilatada" y que entre más rápido se logre la depuración "mejor será para el pueblo para afrontar la ola de criminalidad".

Según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional, Honduras ocupó en 2012 el primer lugar en homicidios del mundo, con 85,5 por cada 100.000 habitantes, cuando el promedio mundial es de 8,8.

nl/yow

Publicidad | Vea su anuncio aquí

Publicidad | Vea su anuncio aquí